El androide, cuyo nombre es Kannon, está basado en la deidad budista de la misericordia y diseñado para atraer a la juventud hacia el ancestral templo Kodaiji en Kioto, Japón.

Con una altura de 1.95 metros y un peso de 59 kilogramos, el robot es el resultado de una colaboración entre el templo zen y Hiroshi Ishiguro, profesor de robótica inteligente de la Universidad de Osaka. Y aunque la máquina imita el aspecto humano, por ahora solo el rostro, el cuello, los hombros y las manos están cubiertos con un material hecho de silicona que imita la piel.

Su costo ha sido de 100 millones de yenes (poco más de 900.000 dólares), y desde el sábado pasado ha comenzado a impartir enseñanzas budistas en el templo de Kodaiji, fundado en 1619.

Una videocámara está instalada en el ojo izquierdo, lo que permite al androide enfocarse en el sujeto humano que le consulta, dando la apariencia de hacer un «contacto visual».

Cada sermón pre-programado proviene de la versión japonesa del Sutra del Corazón, un texto budista muy popular en la escuela Mahāyāna por su brevedad y profundidad. Además, cuenta con versiones traducidas al inglés y al chino para los turistas.

«El budismo se ha esparcido fenomenalmente alrededor del mundo con el surgimiento de la era de la comunicación», explica Tensho Goto, un sacerdote del templo. «Esperamos que Kannon ayude a llevar las enseñanzas al corazón de la gente. Queremos que vengan, vean al robot, y piensen en la esencia del budismo».

Fuente: Asahi.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario