El sismógrafo de la sonda InSight ha detectado algo extraño cada vez que el satélite Fobos se sitúa entre el planeta rojo y el Sol.

Fobos, eclipse.

Las lunas de Marte no son como la de la Tierra. Fobos, la más grande del par, está mucho más cerca de su planeta; comparada con la órbita de nuestra luna de 27 días, la de Marte da una vuelta alrededor del ecuador tres veces en un día marciano (sol).

Los eclipses solares son, por lo tanto, muchos más frecuentes que aquí en nuestro planeta. Fobos pasa en frente —pero nunca oculta por completo— del Sol para eclipses anulares y parciales en alguna parte de la mayoría de días marcianos; y debido a que se mueve tan rápido, este tránsito no dura más de 30 segundos.

Pero incluso durante este breve tiempo, el aterrizador InSight de la NASA, actualmente investigando la superficie marciana y lo subyacente, ha registrado algo peculiar.

Para sorpresa de los científicos, durante los eclipses de Fobos, el sismómetro del aterrizador —el instrumento que registra los movimientos del terreno en busca de posibles martemotos— se inclina levemente hacia un lado.

Sismómetro de InSight.

Los investigadores del Instituto de Geofísica de Zúrich ETH estudiaron los datos de InSight para ver si algunos efectos de los eclipses de la Tierra también ocurrían en Marte.

«Cuando la Tierra experimenta eclipses solares, los instrumentos pueden detectar una disminución en la temperatura y rápidas ráfagas de viento, a medida que la atmósfera se enfría en un lugar en particular y el aire corre desde allí», explica el sismólogo Simon Stähler del ETH Zúrich.

InSight está equipado con sensores de temperatura y viento, pero estos no registraron ningún cambio en la atmósfera durante los tránsitos de Fobos. La turbulencia, presión barométrica y temperatura atmosférica permanecieron consistentes. Las celdas solares registraron, empero, los tránsitos —de hecho, hubiera sido muy curioso si no lo hacían, dado que esta luna marciana bloquea tanto como el 40 por ciento de la luz solar—.

«Cuando Fobos está frente al Sol, menos luz solar alcanza las celdas, y esto se traduce en menos electricidad», dice Stähler. «La disminución en la exposición a la luz causada por la sombra de la luna puede ser medida».

Fobos orbitando Marte.

Esto último puede explicar algunos saltos en las lecturas del magnetómetro, justamente en respuesta a la disminución de corriente. ¿Pero qué está causando que el sismómetro del aparato se incline?

Ciertamente no es un falso positivo; la señal fue grabada en tres tránsitos diferentes, leve pero real. El equipo esperaba que fuera una respuesta sísmica a la fuerza de marea de la luna (empuje gravitacional), pero al comparar con otras lecturas de actividad sísmica en Marte, la señal no guardaba ninguna relación.

Otra posibilidad era que el cable que conecta el sismómetro con el aterrizador se estuviera contrajendo. Sin embargo, esto habría generado una inclinación en la dirección opuesta a la observada.

La posible explicación

Pero había algo más. El radiómetro infrarrojo del InSight registró una leve caída en la temperatura de la superficie durante el tránsito más largo, seguido de un periodo de cerca de un minuto y medio donde el suelo se volvió a calentar a su temperatura pre-tránsito. Esto, cree el equipo, es la causa más probable para la extraña señal.

«Durante un eclipse, el suelo se enfría», precisa el sismólogo Martin van Driel del ETH Zúrich. «Se deforma desigualmente, lo que hace que el instrumento se incline».

Fobos.

Un efecto similar fue observado en 1997 en el Observatorio del Bosque Negro en Alemania. Un técnico se olvidó de apagar la luz al irse y dejar desatendida la bóveda del sismómetro, resultando en un ruido elevado en los datos a medida que el calor de la lámpara expandía el granito en el cual se asentaba el aparato.

Una serie de experimentos con fuentes de calor artificial, demostrarían posteriormente que los sismómetros reaccionan casi instantáneamente a los cambios de temperatura en su pilar. El equipo de Zúrich repitió su propia versión de este experimento, y obtuvo una señal consistente con la inclinación registrada en el sismómetro del InSight.

Destrucción de Fobos

Saber cuándo comienza y termina un eclipse de Fobos podría ayudar a los científicos a precisar mejor la órbita de esta luna y su futuro.

La órbita de Fobos está decayendo a un ritmo de 1.8 centímetros por año, disminuyendo su velocidad. Eventualmente, esta predicho que se acercará tanto al planeta que las fuerzas de marea terminarán destrozándola, creando un anillo de escombros alrededor de Marte.

Si este proceso puede ser caracterizado, eso nos podría brindar indicios sobre qué tan elástico y caliente es el interior de Marte —o bien lo contrario—. Y eso, a cambio, arrojaría algo de luz sobre la formación del planeta.

Fuente: ScienceAlert. Edición: MP.

3 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Sep 9, 2020
21:57
#1 Elmer Homero:

Interesante en general, pero por favor usen términos genericos como sismos que pueden aplicar donde sea. Decir martemotos, venusmotos, jupitermotos son tonterías.

Reply to this commentResponder

Sep 10, 2020
0:26
#2 HORACIO:

@Elmer Homero: comparto opinion tambien…

Reply to this commentResponder

Sep 10, 2020
0:40
Dejar un comentario