La sonda InSight de la NASA —que aterrizó en Marte en noviembre pasado— ha comenzado la nueva etapa de su misión: la excavación de la superficie del planeta rojo, pero enseguida se topó con algunos inconvenientes.

El instrumento de perforación HP³ se encuentra al lado del módulo de aterrizaje y tiene como objetivo penetrar 5 metros para medir la temperatura interna de Marte.

Los controladores de vuelo de InSight en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California enviaron este 28 de febrero órdenes a la sonda para comenzar la excavación. No obstante, el instrumento encargado de la tarea solo logró avanzar entre 18 y 50 centímetros en cuatro horas, muy lejos de la meta establecida.

Según reporta el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), que diseño el HP³, parece que el dispositivo de martilleo se topó con un par de piedras. La primera piedra «la hizo a un lado o la pasó» y el segundo obstáculo no dejó avanzar hasta que el tiempo de operación expiró.

A pesar de los primeros inconvenientes, InSight seguirá con esta parte de la misión «después de un período de enfriamiento».

La sonda también tiene un sismómetro que puede detectar posibles terremotos. El módulo de aterrizaje de InSight es inmóvil, pero tiene un brazo robot para maniobrar sus experimentos principales.

Fuente: DLR/NASA. Edición: RT.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario