México recuperó hoy, tras diez años de esfuerzos diplomáticos y judiciales, dos joyas arqueológicas de la cultura Olmeca de 3.200 años de antigüedad incluidas en las obras incautadas en Alemania al controvertido coleccionista Leonardo Patterson.

Cabeza Olmeca, mostrada en el museo Regional Tuxteco, en Veracruz.

Cabeza Olmeca, mostrada en el museo Regional Tuxteco, en Veracruz.

Se trata de dos bustos de madera de ceiba y jobo, de 48 y 30 centímetros de alto, que fueron tallados alrededor del 1200 a.C. en lo que en la actualidad es el estado de Veracruz, y sólo se conocen 13 piezas similares (dos de las cuales se exhiben en el Museo Antropológico de la Ciudad de México).

«Hemos tenido éxito y estamos muy contentos», aseguró la coordinadora de Asuntos Jurídicos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México, María Villarreal, que se encuentra a Múnich (sur de Alemania) para el acto de devolución de las piezas.

Una de las obras recuperadas.

Una de las obras recuperadas.

«Los dos bustos son muy especiales y están perfectamente conservados. Pertenecen al sitio arqueológico de El Manatí, el único donde se han hallado esculturas de esa factura, de esa antigüedad y características, y atribuibles a la cultura olmeca, una de las primeras de México», explicó la experta.

Además, su devolución supone un «precedente muy importante» para México y para otros países latinoamericanos que han denunciado el expolio de su patrimonio cultural y tienen grandes dificultades para ganar las batallas legales que implica reclamar estos objetos.

Se ha conseguido la primera recuperación de obras mexicanas incautadas en Alemania por el caso Patterson.

«Hemos hecho una importante labor para acreditar, con elementos claros y precisos, que las piezas son mexicanas y que salieron de forma ilegal del país. Hemos logrado acreditar una posesión ilegal», añadió.

Los bustos recuperados, que se estima fueron sustraídos a finales de los ochenta, viajaran este mismo jueves con Villarreal en un avión comercial envueltos en un embalaje especial diseñado ex profeso para su transporte. En cuanto aterricen en México, serán llevados a los talleres del INAH para su «estabilización» y «rehabilitación» —pese a que durante estos años han sido preservados en la Colección Arqueológica de Múnich—, aspirando a que sean expuestos en corto tiempo.

Fuente: EFE.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Mar 22, 2018
8:27
#1 Vicente Reylova:

Cada pais tendria que tener figuras legales. para evitar que Esculturas, en sus diversas formas.puedan ser llevadas a otros paises, o compradas por coleccionistas millonarios….con el fin de crear Museos para lucrar con el dinero de Turistas…saludos.

Reply to this commentResponder

Mar 22, 2018
17:32
#2 Ricardo Zarzosa Gibert:

HAY MUCHO POR RECUPERAR TODAVÍA EN HORA BUENA Y MÉXICO DEBERÍA INVITAR A OTROS PAÍSES A HACER LO MISMO PARA AGILIZAR DOCUMENTACIÓN Y TRAMITOLOGÍA..

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario