Después de mucha espera, finalmente tenemos algunas de las imágenes grabadas durante el histórico vuelo espacial de civiles de la semana pasada.

La especialista en comunicaciones científicas y turísticas de SpaceX, Sian Proctor, compartió un video de un momento verdaderamente precioso: la primera vez que la tripulación de Inspiration4 pudo abrir la escotilla de la enorme cúpula de cristal del Crew Dragon, un «verdadero punto culminante de la misión», según quien registra las imágenes.

Para fomentar una experiencia turística más atractiva, SpaceX decidió reemplazar el módulo de acoplamiento del Crew Dragon, que normalmente se usa para acoplarse a la Estación Espacial Internacional, por una enorme domo de cristal o cúpula.

Aproximadamente 20 minutos después del lanzamiento de la semana pasada, la tripulación pudo abrir la escotilla por primera vez —y el video habla por sí solo—. La sobreviviente de cáncer y miembro de la tripulación Hayley Arceneaux parece quedarse sin palabras al ver nuestro mundo desde esa privilegiada perspectiva.

«¡M*erda!», se oye murmurar al fondo al ex consejero del Campamento Espacial y miembro de la tripulación Chris Sembroski.

La tripulación también decidió tocar Also sprach Zarathustra, compuesta en 1896 por Richard Strauss, mientras abría la escotilla. La pieza se usó en la famosa película épica de ciencia ficción 2001: Una Odisea Espacial.

Estas imágenes podrían considerarse un adelanto al quinto y último capítulo de Conteo Regresivo: Misión Espacial Inspiration4 a estrenarse en 30 de septiembre en Netflix. Esta serie documental va desde los preparativos de la misión hasta esta última experiencia turística en la órbita terrestre y el posterior descenso.

Más imágenes serán vistas en el quinto episodio de la serie documental sobre la misión.

Problemas con el toilet

Inspiration4 tuvo una noble causa al recaudar dinero para el hospital de niños St. Jude, pero además fue el puntapié inicial para llevar civiles al espacio e iniciar el negocio del turismo espacial, que se espera prospere y se abarate en las próximas décadas.

Eso sí, aún quedan algunos problemas por resolver. Por ejemplo, los cuatro turistas espaciales en el histórico vuelo privado de SpaceX tuvieron un percance un poco maloliente. El sistema de gestión de residuos experimentó una «anomalía» con su ventilador de succión, que hizo que la tripulación tuviera dificultades para hacer sus negocios mientras flotaba a cientos kilómetros sobre la superficie.

«Tuvimos algunos desafíos en este vuelo. Definitivamente mejoraremos los inodoros para la próxima», prometió el CEO de la compañía Elon Musk.

Todavía no sabemos cómo el ventilador de succión defectuoso terminó afectando el viaje de tres días de la tripulación. Pero si nos basamos en la historia de los vuelos espaciales tripulados, existe la posibilidad de que las cosas se pongan bastante desagradables. Tres días también es mucho tiempo para estar atrapado sin aire fresco.

Fuente: The Byte. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario