La nave espacial New Horizons de la NASA está avanzando hacia Ultima Thule, su objetivo de sobrevuelo de Año Nuevo en el lejano Cinturón de Kuiper, y llama la atención su falta de brillo.

Entre sus observaciones de aproximación en los últimos tres meses, la nave espacial ha estado tomando cientos de imágenes para medir el brillo de Ultima Thule y cómo varía a medida que el objeto gira. No obstante, tales observaciones ya han generado el primer misterio de la misión.

Considerando que los asteroides no son perfectamente redondos, en general su curva de luz varía. Cuanta más grande sea la superficie orientada al sol más luminosa será la curva de luz. Por lo tanto, el asteroide aparecerá más o menos luminoso periódicamente.

Lo raro de Ultima Thule es que durante el tiempo que ha sido observado por New Horizons, su curva de luz no ha cambiado. Investigadores ya saben que el asteroide no es perfectamente redondo, así que su curva de luz no tiene explicación.

¿Qué podría explicar la pequeña curva de luz aún no detectada? Los miembros del equipo científico de New Horizons tienen ideas diferentes.

Esta imagen de Ultima Thule fue tomada por New Horizons el pasado 2 de diciembre, a una distancia de 38.7 millones de km. A la derecha, la región dentro del recuadro amarillo ha sido expandida y el fondo de estrellas sustraído.

«Es posible que el polo de rotación de Ultima esté orientado hacia la nave espacial o cerca de ella», dijo en un comunicado Marc Buie, del Southwest Research Institute. Esa explicación es natural, dijo, pero requiere la circunstancia especial de una orientación particular de Ultima.

«Otra explicación es que Ultima puede estar rodeada por una nube de polvo que oscurece su curva de luz, de la misma manera que el coma de un cometa a menudo supera la luz reflejada por su núcleo central», especuló Mark Showalter del Instituto SETI. Y aunque esto es plausible, tal coma requeriría una fuente de calor para generarla, y Ultima está demasiado lejos para que la débil luz del Sol pueda hacer el truco.

«Un escenario aún más extraño es uno en el que Ultima está rodeada por muchas lunas diminutas y rotas», añadió por su parte Anne Verbiscer, científica asistente del proyecto New Horizons, de la Universidad de Virginia. «Si cada luna tiene su propia curva de luz, entonces juntas podrían crear una superposición mezclada de curvas de luz que hacen que se vea como si Ultima tuviera una pequeña curva de luz». Si bien esta explicación también es plausible, no tiene paralelo en todos los otros cuerpos de nuestro sistema solar.

«Es difícil decir cuál de estas ideas es la correcta», comenta Alan Stern, científico principal de la misión. «Quizás sea algo que ni siquiera hayamos pensado. En cualquier caso, llegaremos al fondo de este rompecabezas pronto. New Horizons se lanzará sobre Ultima y tomará imágenes de alta resolución el 31 de diciembre y el 1 de enero, y la primera de esas imágenes estará disponible en la Tierra solo un día después. Cuando veamos esas imágenes de alta resolución, sabremos la respuesta a este desconcertante primer misterio de Ultima Thule», concluyó.

Fuente: The Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory. Edición: EP/Jody Serrano.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario