Una mujer apodada «la paciente de Nueva York» por científicos del Centro Médico New York-Presbyterian Weill Cornell ha vencido al virus después de recibir un inusual tratamiento de células madre.

Una micrografía electrónica de barrido en color de partículas de VIH partículas (en amarillo) que infectan una célula huésped. La paciente recibió sangre del cordón umbilical de un donante con la mutación que bloquea la entrada del VIH a las células. Crédito: Thomas Deerinck, NCMIR/Science Source.

Los investigadores lo llaman un avance científico, porque utilizó un nuevo método y porque el paciente era demográficamente diferente de los pacientes anteriores que se sometieron a un tratamiento similar para curar el virus.

«El hecho de que sea mestiza y que sea mujer es muy importante desde el punto de vista científico y muy importante en términos del impacto en la comunidad», dijo al New York Times (NYT) Steven Deeks, experto en SIDA de la Universidad de California, que no participó en la investigación.

El conocimiento predominante a menudo ha asumido que el VIH progresa de manera diferente en las mujeres que en los hombres.

La mujer, a quien originalmente se le diagnosticó el virus en 2013, recibió un nuevo tratamiento que implica el trasplante de «sangre de cordón» —que son células madre extraídas de la sangre que se encuentra en el cordón umbilical y la placenta— en 2017.

Los dos pacientes anteriores eran hombres que se curaron del VIH a través de una donación de médula ósea, no de sangre del cordón umbilical. Esos trasplantes procedían de donantes que tenían una mutación bloqueadora del VIH, un procedimiento más invasivo y arriesgado en general.

La nueva técnica fue desarrollada por investigadores de Weill Cornell Medicine en Nueva York y también es de interés para ampliar las opciones de tratamiento del cáncer.

Las células madre de la sangre del cordón umbilical son mucho más fáciles de obtener que las células de la médula ósea, ya que es mucho más sencillo encontrar una combinación adecuada, según los investigadores.

El VIH sigue siendo un gran problema. Según ONUSIDA, 37,7 millones de personas vivían con el VIH en 2020 en todo el mundo. Sólo 28,2 millones de ellos tenían acceso a la terapia antirretroviral.

Hasta el momento, solo se sabe que otras dos personas, ambos hombres, se han curado del VIH, incluido un paciente alemán que vivió libre del virus durante 12 años, y Adam Castillejo, un hombre del Reino Unido que recibió un trasplante de médula ósea que acabó con el virus en 2016.

Si bien ambos hombres sufrieron efectos secundarios significativos, la mujer pudo salir del hospital después de solo 17 días. Eso puede deberse en parte al hecho de que también recibió sangre de un pariente para estimular su sistema inmunológico.

«El trasplante del pariente es como un puente que la llevó hasta el punto en que la sangre del cordón umbilical pudo hacerse cargo», dijo al NYT Marshall Glesby, experto en enfermedades infecciosas de Weill Cornell Medicine, que formó parte del equipo.

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo en que «curada» sea la palabra correcta.

«No queremos exagerar», dijo a los periodistas Yvonne Bryson, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas de la UCLA, citada por NBC, y agregó que prefería la palabra «remisión».

De todos modos, es una investigación emocionante que, si pudiera escalarse, también podría ayudar a muchos otros.

«Estimamos que hay aproximadamente 50 pacientes por año en los EE.UU. que podrían beneficiarse de este procedimiento», agregó Koen van Besien, del mismo equipo de Weill Cornell.

Fuente: NYT. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario