Un equipo de arqueólogos descubrió recientemente debajo de un edificio de oficinas del siglo XIX, en el centro de Roma, los restos de un palacio lujosamente decorado con jardines exóticos, que perteneció al polémico emperador romano Cayo Julio César Augusto Germánico, más conocido como Calígula.

Escaleras de mármol blanco encontradas. A la izquierda, busto de Calígula.

Existen pocas fuentes supervivientes que describan su reinado, ninguna de las cuales lo refiere de manera favorable; por el contrario, las fuentes se centran en su crueldad, extravagancia y perversidad sexual, presentándole como un tirano demente. De hecho, se convirtió en el primer emperador en presentarse ante el pueblo como un dios.

Ahora, luego de tres años de excavaciones, los investigadores hallaron jardines con fuentes y pabellones, cuyos interiores estaban cubiertos de frescos y complejas decoraciones de mármol policromado, una extravagancia digna de Calígula.

La arqueóloga Silvia Fortunati cepilla fragmentos de los interiores del histórico palacio, donde se revelan vívidos frescos.

Según detalló Daniela Porro, supervisora especial de arqueología de Roma, «la parte central estaba rodeada de muros con frescos de escenas marítimas», mientras que los diferentes niveles del jardín «estaban conectados con una escalera de mármol blanco».

Interior del área de excavación.

«Podemos imaginarnos al emperador Calígula caminando por esta monumental escalera para disfrutar del espectáculo de un palacio construido según un modelo helenístico y oriental, que combinaba la grandeza arquitectónica y el gusto decorativo con el virtuosismo de las ninfas, las fuentes y los espectáculos acuáticos», añadió Mirella Serlorenzi, la directora del sitio arqueológico.

Representación artística del posible aspecto del jardín.

Además, los arqueólogos recuperaron decenas de miles de piezas antiguas, entre ellas ánforas, joyas, monedas, utensilios y un broche de metal perteneciente a un guardia imperial. Asimismo, se encontraron semillas de distintas plantas que fueron importadas de todo el imperio.

«Los restos cuentan historias increíbles, empezando por los animales», subrayó Serlorenzi. «Hemos encontrado huesos de la pata de un león, el diente de un oso, y huesos de avestruces y ciervos. Podemos imaginar a animales corriendo libres en este paisaje encantado. Pero también a los animales salvajes que fueron usados para el circo privado del emperador».

Fragmentos de cerámica hallados en el sitio.

Según los expertos, el palacio fue construido por Lucio Aelio Lamia, rico senador y cónsul que legó su propiedad a Calígula, que se hizo cargo de ella en el 37 d.C., al convertirse en emperador y dar comienzo a 1.400 días de terror y locura para la sociedad romana.

Fuente: The Times. Edición: RT.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario