Con una visibilidad de Júpiter ideal desde el hemisferio de norte, es un gran momento para los astrofotógrafos de aquellas latitudes para apuntar el telescopio hacia el coloso de nuestro sistema solar. Así fue como, fortuitamente, se pudo captar un gran destello en la atmósfera de este planeta. El responsable: un meteoro de grandes proporciones.

El pasado 7 de agosto, Etchan Chappel, de Texas, EE.UU., tuvo la suerte de apuntar su telescopio y su cámara en el momento indicado, a eso de las 4:07 UTC.

«Esta noche capté una imagen de Júpiter», escribió en su Twitter. «Se ve como el flash de un terrible impacto en el SEB [Cinturón Ecuatorial Sur]».

En el material se puede apreciar un breve resplandor en el extremo izquierdo de Júpiter, justo debajo de su ecuador. El impacto de un meteoro no es inusual en el gigante de nuestro vecindario planetario, e incluso se considera que dado su tamaño suele absorber objetos como asteroides y cometas que pasan cerca de él. Lo raro, empero, es lograr registrar en cámara uno de estos eventos.

En declaraciones al portal ScienceAlert, Chappel relató haber captado la imagen con su telescopio mientras buscaba meteoros de las Perseidas y que no se dio cuenta en el momento de que había grabado el destello. El astrofotógrafo se percató de la escena más tarde gracias a un software llamado DeTeCt, diseñado específicamente para detectar este tipo de resplandores.

En cuanto al tamaño del meteoro en esta ocasión, se estima que tuvo que ser relativamente grande para ser visible desde la Tierra.

Precedentes

En 1998, un estudio descubrió que la proporción de grandes impactos en Júpiter era aproximadamente de entre 2.000 y 8.000 veces más frecuentes que en la Tierra. A pesar de ese gran número, no significa que sea probable verlos y, de hecho, muy pocos han sido captados en cámara.

El más notable fue el cometa Shoemaker-Levy 9, que en 1994 se rompió en fragmentos debido a las fuerzas de marea de Júpiter, generando una secuencia de impactos que fueron registrados por el telescopio de 2.2 metros en Hawái, mientras que el telescopio espacial Hubble capturó las oscuras manchas dejadas en la atmósfera —conocidas como «cicatrices»—.

Otros impactos menos importantes fueron registrados en 2009 y 2010.

Fuente: ScienceAlert.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario