Pasó sorpresivamente ayer y nadie lo vio venir, siendo detectado solo cuando ya estaba sobre nosotros.

El asteroide tenía el tamaño de una camioneta y sobrevoló a solo 7.000 kilómetros sobre el océano Pacífico, convirtiéndose en uno de los objetos que más cerca ha pasado de nuestro mundo sin impactar en la atmósfera.

Previamente desconocido por los astrónomos, 2020 JJ —como fue bautizado el lunes— fue descubierto utilizando el Mt. Lemmon Survey en Arizona, al tiempo que ya estaba en su punto más próximo a la Tierra.

La NASA tiene una base de datos en línea de los acercamientos de asteroides y otros objetos cercanos a la Tierra (NEOs, por sus siglas en inglés) que se remonta hasta el año 1900, y 2020 JJ ha entrado en el TOP 10 al convertirse en el 6to más cercano jamás registrado. Cabe destacar que este TOP 10 está integrado, en su totalidad,  por objetos que se han aventurado cerca de nuestro mundo a partir de 2004. Esto, desde luego, no significa que los asteroides han comenzado a atacarnos en el siglo 21, sino que la tecnología de detección se está volviendo cada vez mejor al avistar cuerpos más pequeños y próximos.

Mount Lemmon Survey es un servicio que forma parte del Catalina Sky Survey con el código de observatorio astronómico G96.

Se estima que 2020 JJ tiene un tamaño aproximado de 6 metros, haciéndolo casi insignificante comparado con el asteroide 1998 OR2, con un tamaño cercano a los 2 kilómetros y que nos visitó el pasado 29 de abril. Afortunadamente, este último pasó a más de 6 millones de kilómetros de la Tierra.

Esto quiere decir que si 2020 JJ impactaba contra nuestro planeta, probablemente la mayoría de él se hubiera desintegrado en la atmósfera. En otras palabras, no representaba ningún tipo de amenaza existencial. Sin embargo, de haber pasado a una distancia un poco mayor, pudo potencialmente impactar contra uno de los satélites en órbita —que si hubiera sido de comunicación, habría generado un gran caos en la población confinada e hiperconectada de la pandemia—.

Es por todo esto que siempre vale la pena mantener un ojo vigilante en el espacio.

Esta semana, además, puedes observar los cielos y contemplar la lluvia anual de meteoros Eta Acuáridas, los fragmentos dejados atrás por el cometa Halley, como así también la última superluna del año.

Fuente: CNET.

1 comentario
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
May 6, 2020
12:42
#1 HORACIO:

Y EL QUE NOS VA HACER BOSTA……..NUNCA LO VAMOS A PODER VER……JAMAS EXISTIO UNA HUMANIDAD TAN DISPAR Y BOLUDA SOBRE LA TIERRA COMO LA ACTUAL….SALUDOS

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario