La imagen es cortesía del satélite chino Longjiang-2, que entró en la órbita lunar el pasado mes de junio de 2018, y que poco a poco está empezando a enviar información como parte de la misión que recientemente llevó a China a alunizar por primera vez en la historia en el lado oculto de la Luna.

Longjiang-2, que forma parte de dos microsatélites enviados a explorar la Luna, fue el primero en su tipo en ser desarrollado por una universidad y en establecer una comunicación con la Tierra. Esto es gracias a un sistema de comunicación por radio hecho por los alumnos del Instituto Harbin de Tecnología, que está disponible para ser contactado por los radioaficionados de todo el mundo.

Y eso fue lo que hicieron los voluntarios del radiotelescopio de Dwingeloo en Holanda, que participaron en el proyecto para descargar las capturas que realiza el microsatélite Longjiang-2, lanzado junto con Queqiao la primavera boreal pasada.

El satélite Queqiao se encuentra cerca de la Luna en una posición que le permite estar en comunicación con Longjiang-2 y la Chang’e-4 para enviar transmisiones a la Tierra. Por lo anterior, durante la misión de alunizaje se tuvo que desactivar el Longjiang-2 para evitar posibles interferencias que pudieran afectar las comunicaciones, y hace unos días se volvió a activar.

Ahora, tras su reactivación, el pasado 3 de febrero hizo varias fotografías y time-lapses. La primera fotografía de estas secuencias nos muestra la cara oculta de la Luna en todo su esplendor con la compañía de nuestra querida canica azul.

Se espera que Longjiang-2 mantenga sus operaciones hasta agosto de 2019, fecha estimada para que sus administradores planeen estrellar de forma controlada el microsatélite contra la Luna tras agotar su fuente de energía.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario