Un equipo de investigadores de la NASA sospecha que ha hecho un gran descubrimiento: rastros de sales orgánicas en la superficie marciana.

Curiosity.

Huellas dejadas por el Curiosity a su paso. Crédito: NASA/JPL.

Si eso es cierto —los científicos aún no han descartado por completo otros compuestos—, entonces daría mucha más credibilidad a la hipótesis de que Marte una vez tuvo vida.

Estas sales, según una investigación publicada en el Journal of Geophysical Research: Planets, son esencialmente los restos de compuestos orgánicos que teóricamente serían capaces de sostener organismos microbianos, lo que hace que el hallazgo sea un punto de ruta intrigante en la carrera para identificar cualquier signo de vida antigua en el planeta rojo.

Quema Controlada

El trabajo es desafiante porque los investigadores están trabajando con herramientas limitadas que dificultan determinar con certeza si han encontrado sales orgánicas o —menos emocionantes— inorgánicas .

En este caso, se basaron en dos instrumentos del rover Curiosity de la NASA. Uno fue el instrumento Sample Analysis at Mars (SAM) que incinera muestras y reconstruye de qué están hechas en función de los gases que emite y a qué temperaturas. SAM proporcionó evidencia indirecta de sales orgánicas, según el documento, pero otro instrumento llamado Chemistry and Mineralogy Instrument (CheMin) aún tiene que verificarlas.

«Estamos tratando de desentrañar miles de millones de años de química orgánica», dijo el autor principal del estudio y geoquímico orgánico de la NASA James Lewis en un comunicado de prensa. «Y en ese registro orgánico podría haber el premio final: evidencia de que la vida alguna vez existió en el planeta rojo».

Chequeo doble

Desafortunadamente, el rover más nuevo de la agencia espacial estadounidense, Perseverance, no tiene las herramientas adecuadas para ayudar en el trabajo, y pasará un tiempo antes de que el rover ExoMars de la Agencia Espacial Europea llegue con un instrumento capaz de analizar la química del suelo marciano hasta dos metros debajo de la superficie.

Mientras tanto, Lewis intentó recrear los experimentos de Curiosity en la Tierra. Después de quemar muestras de las sales orgánicas que esperaba encontrar en Marte, descubrió que la firma química de los gases liberados era exactamente la misma. No es lo mismo que la confirmación directa de que esas sales están realmente en Marte, pero es una señal bastante alentadora de que podrían estarlo.

Fuente: NASA/The Byte. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario