La misión Yutu-2 de China ha hecho otro descubrimiento fascinante. Brillando en medio del polvo seco y gris del lado «oscuro» de la Luna, la cámara panorámica del rover detectó dos pequeñas esferas de vidrio translúcido.

Crédito: Xiao et al., Science Bulletin, 2022.

Estas esferas pueden registrar información sobre la historia de la Luna, incluida la composición de su manto y los eventos de impacto. Yutu-2 no pudo obtener datos de composición, pero estos mármoles lunares naturales podrían ser importantes objetivos de investigación en el futuro.

El vidrio no es raro en la Luna, como suele suceder. El material se forma cuando el material de silicato se somete a altas temperaturas, y ambos ingredientes están fácilmente disponibles en la Luna.

En el pasado lunar, hubo un extenso vulcanismo que condujo a la formación de vidrio volcánico; y los impactos de objetos más pequeños, como los meteoritos, también generan un calor intenso, lo que da como resultado la formación de vidrio.

Esto último es lo que podría estar detrás de las esférulas observadas por Yutu-2, según un equipo de científicos dirigido por el geólogo planetario Zhiyong Xiao de la Universidad Sun Yat-sen y la Academia de Ciencias de China.

Sin embargo, es difícil saberlo con certeza, porque la mayoría del vidrio encontrado en la Luna hasta la fecha se ve diferente de las esférulas descubiertas por Yutu-2. Hay esférulas en abundancia, pero tienden a tener menos de un milímetro de tamaño.

El rover Yutu-2. Crédito: CNSA.

Aquí en la Tierra, estas diminutas esferas de vidrio se crean durante un impacto, generando un calor tan intenso que la corteza se derrite y se rocía en el aire. El material fundido se endurece y vuelve a caer en forma de diminutas perlas de vidrio.

Las esférulas de Yutu-2 son mucho más grandes, de 15 a 25 milímetros de ancho. Eso por sí solo no las hace únicas; se recuperaron bolas de vidrio de hasta 40 milímetros de diámetro la cara visible de la Luna durante la misión Apolo 16. Estas se rastrearon hasta un cráter cercano y se cree que también son esférulas de impacto.

Pero hay diferencias entre los dos descubrimientos. Como explican Xiao y sus colegas, las esferas del otro lado parecen ser translúcidas o semitransparentes y tienen un brillo vítreo. Además de las dos que parecen translúcidas, encontraron cuatro esférulas más que tienen un brillo similar, pero no se pudo confirmar su translucidez.

Estas esférulas se encontraron cerca de cráteres de impacto recientes, lo que podría sugerir que se formaron durante impactos de meteoritos lunares, aunque es posible que ya estuvieran presentes, enterradas bajo la superficie y simplemente excavadas por impactos.

Sin embargo, el equipo cree que la explicación más probable es que se formaron a partir de un vidrio volcánico llamado anortosita que se derritió nuevamente con el impacto, volviéndose a formar en glóbulos translúcidos.

«En conjunto, la morfología peculiar, la geometría y el contexto local de los glóbulos de vidrio son consistentes con los vidrios de impacto anortosíticos», escriben los investigadores en su artículo.

Esto podría convertir a los objetos en el equivalente lunar de las formaciones terrestres llamadas tectitas —objetos vítreos del tamaño de un guijarro que se forman cuando el material de la Tierra se derrite, se rocía en el aire y se endurece y se convierte en una bola a medida que vuelve a caer, como una versión más grande de estas pequeñas esférulas—.

No podemos estar seguros sin estudiar su composición, pero si son tectitas lunares, podrían ser bastante comunes en la superficie lunar. Esto ofrece algunas posibilidades tentadoras para futuras investigaciones, dice el equipo.

«Como el primer descubrimiento de glóbulos de vidrio macroscópicos y translúcidos en la Luna, este estudio predice que dichos glóbulos deberían ser abundantes en las tierras altas lunares, proporcionando objetivos de muestreo prometedores para revelar la historia de impacto temprano de la Luna», escriben.

El artículo que detalla el descubrimiento ha sido publicado en Science Bulletin.

Fuente: Science Bulletin/SciAl. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario