La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha establecido dos nuevos récords mundiales para la mayor distancia y duración reportadas para un rayo, respectivamente, en Brasil y Argentina.

Los nuevos récords para estos «megarrelámpagos», verificados con tecnología de imagería satelital de vanguardia, duplican los valores previos medidos en Estados unidos y Francia. Los hallazgos han sido publicados en Geophysical Research Letters, en vísperas del Día Mundial de la Seguridad contra los Rayos, que se celebra el próximo 28 de junio.

«La mayor extensión recorrida en el mundo por un solo rayo es un relámpago que cubrió una distancia horizontal de 709 +/- 8 kilómetros a través de partes del sur de Brasil el 31 de octubre de 2018», detalló la OMM en un comunicado.

«Y la duración máxima de un solo rayo ha sido la 16,73 segundos de una descarga eléctrica que se desarrolló continuamente sobre el norte de Argentina el 4 de marzo de 2019», agregó.

El récord anterior de la distancia detectada más larga para un solo rayo fue de 321 kilómetros el 20 de junio de 2007 en todo el estado de Oklahoma de los EE.UU. Tanto el registro anterior como el nuevo utilizaron la misma metodología de distancia máxima de gran círculo para medir la extensión del rayo.

Por otra parte, el récord anterior de duración fue para un solo rayo que duró continuamente 7,74 segundos el 30 de agosto de 2012 sobre Provenza-Alpes-Costa Azul, Francia.

«Estos son récords extraordinarios de rayos individuales. Las mediciones de fenómenos extremos ambientales son una prueba viviente de lo que la naturaleza es capaz de hacer, así como de los avances científicos que se han logrado para poder realizar esas evaluaciones», dijo el profesor Randall Cerveny, ponente de la OMM. «Y es probable que existan fenómenos extremos aún mayores y que podamos observarlos a medida que evolucione la tecnología de detección de rayos».

«Esto proveerá información valiosa para establecer los límites para la escala de los rayos —incluyendo megarrelámpagos— para interés de la ingeniería, seguridad y ciencia en general», señaló.

Los rayos son una amenaza mayor que se lleva muchas vidas cada año. Los nuevos datos resaltan la importancia de las medidas de seguridad a tomar ante la presencia de nubes electrificadas donde los relámpagos pueden viajar grandes distancias. Por ejemplo, la regla 30-30: si el tiempo entre el relámpago y trueno es menor a 30 segundos, ¡ve a cubierto! Y espera 30 minutos después de la última observación para reanudar tus actividades en el exterior.

Fuente: WMO. Edición: EP/MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario