Los trajes que muestra la Mujer Maravilla en sus últimas películas tal vez oculten más de un secreto. Algo que a simple vista no es evidente para el ojo poco entrenado, pero que exponemos aquí.

Esta semana Netflix subió la película de la Mujer Maravilla de 2017. Por otra parte, pronto volveremos a ver a la princesa amazona nuevamente, cuando se estrene Wonder Woman 1984, cuya llegada a la pantalla grande ha sido postergada varios meses debido a la pandemia de coronavirus y crisis del 2020.

En el traje usado por la bella actriz Gal Gadot se esconden interesantes símbolos, y uno de ellos parece estar relacionado con una mística religión originada en el siglo pasado: Thelema. Veamos de qué se trata.

Thelema es una filosofía de vida basada en las máximas «haz tu voluntad: será toda la ley», y «amor es la ley, amor bajo voluntad». El ideal de «haz tu voluntad» y su asociación con la palabra thelema tiene su antecedente en François Rabelais (1494-1553), pero fue más desarrollada​ y popularizada​ por el ocultista Aleister Crowley (1875-1947), quien fundó una religión​ de nombre homónimo basada en este ideal.

Aleister Crowley.

La palabra Thelema es la transliteración al inglés del sustantivo en idioma griego koiné θέλημα (/zélema/): ‘voluntad’, que proviene del verbo θέλω (/zelo/): querer, desear, propósito. Algunos escritos del cristianismo primitivo usan esta palabra para referirse a la voluntad de Yahvé,​ la voluntad humana.

La religión creada por Crowley es, además, una extraña mezcla de otras religiones de la antigüedad, en conjunción con diversas filosofías y conocimientos, tales como astrología, magia, hinduismo, wicca y demás. Obviamente, también tiene símbolos asociados a ella, y es aquí donde precisamente queríamos llegar.

El logo de Thelema es conocido como hexagrama unicursal y luce así:

Ahora echemos un vistazo a la nuevas bandas superiores en los brazos de la Mujer Maravilla:

Es un patrón de diamante único. Aquí remarcado:

Parece muy similar al logo de Thelema, ¿no?

Ahora miremos el nuevo peto de la Mujer Maravilla…

Existe un viñedo dentro del top 100 mundial llamado Thelema Wine Vineyards en Sudáfrica. Tienen un logo. ¿Te sorprendería saber que la religión Thelema tiene un ritual llamado Misa del Fénix? No lo googlées (o hagas clic en el enlace anterior) a menos que estés preparado para vomitar. El punto es que el Fénix es de suma importancia para la Thelema, por algo el viñedo tiene un logo como este:

Mira de nuevo…

Nótese el patrón de diamante de Thelema ubicado cerca del sistema reproductor femenino —ahondaremos en esto líneas abajo cuando hablemos de la tiara—. Y mirando un poco más arriba, ¿acaso pensabas que era un águila lo que estaba en el peto de la Mujer Maravilla? El masón y autor canadiense Manly P. Hall tiene un par de cosas para decir al respecto:

«El misticismo europeo no estaba muerto cuando los Estados Unidos de América fueron fundados. La mano de los misterios controlaba al establishment del nuevo gobierno y una firma de esto todavía puede ser vislumbrada en el Gran Sello del país. Un análisis minucioso del sello revela una masa de símbolos ocultos y masónicos entre los que se destaca la llamada águila calva americana. Esta águila es nada más y nada menos que una adaptación para el ave Fénix».

Manly P. Hall, The Secret Teachings of All Ages (páginas XC-XCI).

Entonces, la verdad sería que el ave Fénix fue camuflada en un águila para complacer a las masas, y los padres fundadores —en su mayoría masones— sabían esto muy bien.

Siguiendo en la búsqueda de símbolos, ahora echemos un vistazo a los brazaletes de la Mujer Maravilla:

El patrón de diamante es aparente en los «brazaletes de sumisión».

¿Y qué hay de la famosa tiara que corona el traje de la amazona?

Aquí puede observarse algo impactante y obvio. La clásica estrella de cinco puntas cambia por la estrella de Ishtar en la nueva tiara de la película moderna. Para que se den una idea, así se ve la antiquísima estrella de Ishtar:

Llegados hasta aquí, es necesario conectar algunos puntos. Ishtar fue una diosa de la antigua Babilonia, referida como «reina del cielo y señora de la tierra». Asociada con la fertilidad, su culto implicaba la prostitución sagrada; la ciudad sagrada Uruk se llamaba la «ciudad de las cortesanas sagradas», y ella misma fue la «cortesana de los dioses». ¿Mencionamos que la diosa venerada por la religión Thelema se llama Babalon?

En la mitología sumeria, Inanna era la diosa del amor, de la guerra y protectora de la ciudad de Uruk. Con la llegada de los acadios, Inanna se sincretiza con la diosa Ishtar.

Para resumir, tenemos :

  1. La Mujer Maravilla porta la estrella de Ishtar en su frente.
  2. Los patrones diamante de Thelema decoran su traje, incluyendo la parte del útero (Ishtar = Fertilidad/Sexualidad).
  3. Un Fénix de oro en su pecho.
  4. Y no olvidemos los «brazaletes de sumisión».

La conexión con la diosa Ishtar, además, parece potenciarse en la película a estrenarse este año 2020. Solo basta con observar esta imagen:

Princesa Diana

Pero el paganismo vertido sobre la Mujer Maravilla no termina aquí. Tengamos en cuenta que su «nombre original» en los cómics es princesa Diana de Themyscira, siendo Themyscira la capital de Isla Paraíso, lugar escondido y protegido por una barrera mística caótica que impide que «el mundo del Hombre» penetre en ellas sin permiso.

Diana es la hija de la diosa Hipólita, lo que inherentemente hace a la Mujer Maravilla una diosa también.

Por otra parte, el nombre Diana proviene de una ancestral diosa de la caza del panteón romano (Artemisa para los griegos). Y ésta viste, oh casualidad, unos brazaletes (esenciales para manejar el arco y flecha) y una tiara.

Diana de Versalles, copia romana del original griego atribuido a Leocares (Museo del Louvre, París).

Por último, y teniendo en cuenta lo dicho en el párrafo anterior, cabe destacar que hasta la Biblia hace referencia a Diana:

«Así ha dicho Yahvé el Señor: “¡Ay de aquellas que cosen vendas mágicas para todas las manos, y hacen velos mágicos para la cabeza de toda edad, para cazar las almas! ¿Habéis de cazar las almas de mi pueblo, para mantener así vuestra propia vida?”». Ezequiel 13:18.

Por VD. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Jun 28, 2020
3:26
#1 HORACIO:

La escultura de Inanna me parece realmente sorprendente en detalles…un lujo de la sabiduria de los sumerios…

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario