Cuando los astrónomos usan el telescopio espacial Hubble para estudiar el espacio profundo, los asteroides de nuestro sistema solar pueden aparecer por sorpresa en las imágenes, dejando sus marcas características en galaxias o nebulosas de fondo. Pero lejos de molestarse por estas estelas que cruzan lo que de otra forma sería una imagen «limpia», los astrónomos aprovechan la fortuita ocasión para obtener más datos sobre los asteroides.

Con tal objetivo en mente, un equipo de astrónomos e ingenieros de software de la ESA iniciaron el proyecto Hubble Asteroid Hunter en junio pasado, motivando a voluntarios del público para ayudarlos a encontrar las estelas de estos objetos en el gran archivo de imágenes del Hubble. A través de esta iniciativa, más de 1900 voluntarios han hecho más de 300.000 clasificaciones en cerca de 11.000 imágenes en tan solo pocos meses, excediendo con creces lo que esperaba el equipo de científicos.

Una de las entusiastas del público fue Melina Thévenot, de Alemania, quien al analizar los datos del telescopio espacial descubrió la marca de un asteroide sobre el fondo de la Nebulosa del Cangrejo, en una imágenes tomadas en 2005.

Inspirada por la asombrosa escena cósmica, Melina decidió procesar la imagen original, combinando varios filtros de color para crear la instantánea protagonista de esta noticia.

El asteroide, que deja su marca tal como si fuera un «rasguño» que cruza la imagen desde el ángulo inferior izquierdo al superior derecho, es 2001 SE101, perteneciente al cinturón principal de asteroides y descubierto en un sondeo LINEAR en 2001.

La Nebulosa del Cangrejo, también conocida como Messier 1 o M1, fue el primer objeto registrado por el astrónomo francés Charles Messier en su famoso catálogo de objetos del cielo profundo. Se trata del remanente en expansión de la explosión de una supernova observada por los astrónomos en 1054 d.C. A parte de la nube de gas y polvo, la explosión dejó detrás una estrella de neutrones en el centro de la nebulosa —también visible en la imagen como la estrella más a la izquierda de las dos que aparecen en el centro—.

Y sin bien la posibilidad de que se alineé un objeto relativamente cercano —un asteroide— con una nebulosa distante es fascinante, tampoco es algo completamente inesperado. De hecho, la Nebulosa del Cangrejo, que ha sido observada por el Hubble cerca de 300 veces, yace casualmente cerca de la elíptica —el plano orbital donde residen la mayoría de los asteroides del Sistema Solar—, por lo que era solo cuestión de tiempo antes que uno se cruzara durante una de las observaciones.

Ahora que los voluntarios han contribuido con la plataforma para detectar las estelas de asteroides, los astrónomos pondrán manos a la obra. Conociendo la fecha y hora en que Hubble tomó las imágenes y gracias a los rastros reflejados en las fotos, pueden inferir las posiciones y las velocidades de estos cuerpos celestes. Es decir, que se pueden determinar las órbitas y las futuras trayectorias de asteroides conocidos o desconocidos hasta la fecha con mayor precisión que antes.

Este conocimiento es especialmente importante para los objetos cercanos a la Tierra (NEOs), ya que determinar sus órbitas precisas puede ayudar a proteger nuestro planeta de posibles impactos.

Fuente: ESA.

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Oct 22, 2019
0:15
#1 javier:

Belicismo vídeo y articulo!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario