El hecho sucedió en 1970 en la escuela Richmond de Napier, Nueva Zelanda. Entre los testigos estuvieron el director, profesores y unos 400 estudiantes. Definitivamente uno de los llamados «avistamientos masivos».

El caso apareció mencionado en el Napier Daily Telegraph el 8 de mayo, solo un día después del impresionante evento. El titular, tal como puede apreciarse bajo estas líneas, fue: Objeto misterioso en el cielo es visto por maestros y 400 niños.

Para facilitar la lectura, hemos transcrito y traducido el texto del periódico al español. En la introducción se lee:

«Un enorme objeto volador no identificado apareció ayer por la tarde como un “agujero en el cielo”. Mientras flotaba cerca de Napier, fue observado durante 20 minutos por el director, los maestros y más de 400 niños en la Escuela Richmond, Maraenui».

Luego sigue el contenido principal:

«Los testigos del avistamiento dijeron que hubo un “silencio sobrenatural” cuando los niños, por lo general ruidosos, dejaron de jugar y observaron asombrados y fascinados el objeto en forma de platillo. El director, el Sr. W. Billing, dijo que estaba viendo a los niños jugar en los terrenos de la escuela cuando notó que el objeto se movía desde el sur. “Al principio pensé que era un avión”, relató. “Entonces me di cuenta de que había dejado de moverse y apareció como un objeto extremadamente brillante en el cielo despejado”».

A partir de ahí, una línea de subtítulo nos mantiene enganchados diciendo: «OBJETO BRILLANTE», luego el artículo continúa:

«Cuando llamó la atención de los maestros, los niños también vieron el objeto y detuvieron su juego. “Era como un enorme avión sin alas con el sol brillando sobre él. Pero lo que nos asombró fue que también brillaba del lado opuesto al sol”, describió. El objeto parecía estar flotando en un área entre Westshore y Tongoio. “Estábamos viéndolo cuando apareció un avión y aterrizó. Definitivamente no había comparación entre el objeto y el avión”, detalló Billing».

El siguiente subtítulo dice, «COMO BOLA REDONDA» y mantiene el artículo en marcha describiendo lo que hacía el ovni en el aire:

«Después de flotar durante tres o cuatro minutos, el objeto comenzó a alejarse. Luego se movió en ángulos anulares, y lo siguiente que vimos fue como se transformaba en una bola redonda con un centro brillante y transparente. En seguida se aplanó nuevamente y continuó alejándose en una luna recta para convertirse en una estrella brillante. De repente, pareció encenderse de nuevo, como un planeta extremadamente brillante, y luego se desvaneció de nuevo antes de alejarse a gran velocidad, dijo Billing. El objeto fue avistado por última vez alrededor de las 2:23 p.m.»

Otro subtítulo dice, «PARECÍA SÓLIDO», y el artículo sigue:

«“No era un globo meteorológico, que no se vería cambiar de forma redonda a ovalada”, precisó Billing. “Definitivamente también era un objeto sólido, y parecía dar la sensación de que era metálico”.

»Uno de los maestros, el Sr. A. Coveny, dijo que había leído informes de personas que vieron objetos no identificados, pero que siempre había sido “bastante escéptico”... hasta ayer. “Pensamos que la mitad de Napier lo habría visto”, dijo. “Aquí en la escuela, todos estaban parados con la boca abierta tratando de encontrar una respuesta lógica”.

»Un alumno había acudido a él en busca de una respuesta. “Me preguntó si era un platillo volador y le dije que sí porque no podía darle otra respuesta”, dijo Coveny».

El subtítulo final del artículo es «AGUJERO EN EL CIELO», y bajo él se lee:

«El avistamiento había detenido los sonidos habituales de los ruidosos juegos. “Toda la zona parecía estar tan anormalmente tranquila que resultaba extraña”, contó. No eran solo los movimientos del “platillo volador” los que eran sobrenaturales, sino también su apariencia cuando cambiaba de forma. “Había una iridiscencia en él, y parecía como si fuera un agujero real en el cielo, como si estuvieras mirando a través de él hacia otra dimensión”, dijo el maestro».

En la página siguiente del periódico, incluso hay unas imágenes que han llegado algo pobres a los tiempos de la digitalización. Sin embargo, la descripción que las acompaña es legible.

«EL DIRECTOR de la Escuela Richmond, el Sr. W. Billing (a la derecha), apunta hoy en la dirección en la que vio un objeto en el cielo ayer. Con él está uno de los profesores que vio el objeto, el Sr. A. Coveny. Arriba: Dos bocetos, que muestran las dos formas diferentes que el objeto transmitía a los observadores, que fueron dibujados por el Sr. Billing».

Aparte de dos artículos de periódico con relatos parecidos —pero menos detallados— del avistamiento, esto es todo lo que tenemos sobre lo sucedido aquella tarde. Además de dos dibujos cuidadosamente colocados en una página por los mismos maestros de la escuela o por las partes interesadas a partir de entonces.

Para finalizar, recordemos que este incidente no es el único que tiene múltiples estudiantes como testigos. Por ejemplo, basta mencionar uno sucedido en Zimbabue en 1994, en la famosa Escuela Ariel. En dicha ocasión, los niños no solo vieron el objeto volador sino que éste aterrizó y uno de sus tripulantes se dejó ver —pueden conocer más detalles sobre el caso leyendo nuestro artículo AQUÍ—.

Referencias:

Por MysteryPlanet.com.ar

3 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Mar 27, 2022
2:50
#1 HORACIO:

TODO MUY LINDO....20 MINUTOS MIRANDO........Y NADIE SACO UNA SOLA FOTO.¿¿?????

Reply to this commentResponder

Mar 28, 2022
8:51
#2 Alf:

@HORACIO: Si hubieran tenido telefonos moviles en 1970, seguro que si lo habrian echo, pero en aquella epoca como mucho una camara de fotos de carrete.

Reply to this commentResponder

Mar 28, 2022
12:22
#3 HORACIO:

@Alf: Bueeeee... hoy todos tienen telefonos moiles ...pero la foto de una nave EXTRATERRESTRE SIGUE SIN APARECER...y mucho menos la de un extraterrestre ,gris,verde o violeta ;) en el 70 era comun tener una kodak instamatic...

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario