Preocupante contaminación de los mares. El autor del desagradable descubrimiento asegura que últimamente está pescando más desechos plásticos que peces.

Un pescador de Corea del Sur encontró una gran botella de plástico en la cavidad abdominal de un pez, notificó la Federación Coreana del Movimiento Ambiental al publicar imágenes de ese hallazgo.

El responsable del insólito hallazgo atrapó varios peces frente a las costas de la ciudad de Buan, provincia de Jeolla del Norte, y notó que un rape tenía el estómago insólitamente hinchado, por lo que decidió abrirlo. Para su sorpresa, sacó una botella de medio litro del interior del pescado.

Foto del desagradable hallazgo.

El hombre aseguró, además que en las aguas de Jeolla del Norte los pescadores como él están encontrando últimamente cada vez más plástico y basura dentro de los pescados. «Esto demuestra que el problema de los desechos marinos es bastante grave en Corea del Sur», dijo por su parte Lee In-gyu, miembro de la Federación Coreana del Movimiento Ambiental.

El creciente vertido de residuos plásticos en los océanos se ha convertido en un problema global, y se estima que para el año 2050 en los mares habrá más plásticos que peces. Según algunos estudios, cada año ingresan en los mares entre 4,8 millones y 12,7 millones de toneladas de desechos plásticos, que en la actualidad alcanzan una cifra total de 150 millones de toneladas.

Fuente: NewsCabal. Edición: RT.

1 comentario
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Nov 25, 2018
18:36
#1 Adolfo:

¡¡Qué desastre!!

No hay duda de que es necesario una autoridad con capacidad para accionar a nivel mundial que ponga fin a esta situación realmente catastrófica.

Olvidémonos de la conspiranoia relativa a un Nuevo Orden Mundial. Un Nuevo Orden Mundial, es, definitivamente y sin lugar a dudas, lo que se necesita para poner fin a siglos de descuido y sobreexplotación del ecosistema.

Escribo ésto desde la ciudad de Tandil (Provincia de Buenos Aires, República Argentina) y, aquí, en los comercios, ya no se retiran los productos envueltos en bolsas de polietileno ó similares. Ahora se usan unas bolsas de “papel madera” y otro que es muy resistente y biodegradable. Es un primer paso.

Pero muchísimo más que eso se necesita. Imponer una política de crecimiento CERO de la población, con premios (para los cumplidores) y castigos (para los recalcitrantes). Como se implementó en China en el siglo XX (un hijo por familia).

Redefinir los estándares de vida. Abandonar las políticas consumistas. Desarrollar la conciencia de protección al medio ambiente, a través de planes de estudio, desde el preescolar. Estimular en el crecimiento moral de los niños el desarrollo de emociones superiores como la empatía, compasión, respeto a la naturaleza, etc. etc.

Una política educativa fuerte que haga sentir su efecto en cada rincón de la Tierra, desde los niños hasta los adultos.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario