En el norte de la península Arábiga, en el desierto de An-Nafud, los arqueólogos han catalogado una serie de monumentos que datan de hace 7.000 años. Con forma de largos rectángulos, estas estructuras conocidas como mustatils son un verdadero misterio. Pero ahora nueva evidencia sugiere que posiblemente fueron utilizadas con propósitos rituales o sociales.

Mustatil significa «rectángulo» en árabe.

En un nuevo artículo publicado en The Holocene, investigadores de la Sociedad Max Planck en Jena (Alemania), junto con colaboradores saudíes e internacionales, presentaron un primer estudio detallado de los mustatils. Mediante una combinación de estudios de campo y análisis de imágenes satelitales, el equipo pudo ampliar considerablemente sus conocimientos sobre estas enigmáticas estructuras de piedra.

Se han identificado más de cien nuevos mustatils alrededor de los márgenes sur del desierto de An-Nafud, que se unen a otros cientos identificados previamente en estudios de imágenes de Google Earth (2017). El equipo descubrió que estas estructuras suelen constar de dos grandes plataformas, conectadas por paredes largas paralelas, que a veces alcanzan más de 600 metros de longitud.

Los largos muros son muy bajos, no tienen aberturas visibles y se ubican en diversos escenarios paisajísticos. Los arqueólogos destacan que solo unos pocos otros objetos, como herramientas de piedra, han sido encontrados en las cercanías. Juntos, estos factores sugieren que las estructuras no eran simplemente entidades utilitarias para algo como el almacenamiento de agua o animales.

En una localidad, el equipo pudo fechar la construcción de un mustatil en hace 7.000 años, mediante la datación por radiocarbono del carbón vegetal del interior de una de las plataformas. También fue hallado un conjunto de huesos de animales, que incluía tanto animales salvajes como posiblemente ganado doméstico. En otro mustatil, los investigadores encontraron una roca con un patrón geométrico pintado sobre ella.

«Quizás fueron lugares de sacrificio de animales o de fiestas», explicó Huw Groucutt, líder del equipo.

Cuando Arabia no era un desierto

Hace 7.000 años, el norte de Arabia era muy diferente a lo que muestra en la actualidad. Las precipitaciones eran mayores, gran parte del área estaba cubierta por pastizales y había lagos dispersos. Los grupos de pastores prosperaron en ese entorno.

Pero este periodo húmedo no duró mucho. Un estudio reciente sugiere que los pastizales alcanzaron su máxima extensión hace unos 8.000 años, luego de lo cual la región comenzó a secarse hasta convertirse en el paisaje que vemos hoy en día.

Huesos de animales encontrados en los mustatils.

La hipótesis del equipo es que los mustatils se construyeron como un mecanismo social para vivir en este desafiante y cambiante paisaje, donde la competencia por los recursos y el territorio pudieron tener un papel importante.

«La falta de una función obviamente utilitaria sugiere una interpretación ritual. De hecho, los mustatils parecen representar unos de los primeros ejemplos conocidos de comportamiento ritual a gran escala, codificado en la práctica de la construcción monumental y su uso», escriben los autores del estudio, especulando que el propósito de los monumentos estaba justamente en el acto de construirlos.

«Nuestros hallazgos indican que estos mustatils, y particularmente sus plataformas, son un archivo significante de la prehistoria árabe. Es probable que su futura investigación y excavación sean altamente interesantes y nos lleven a un mejor entendimiento de los desarrollos sociales y culturales de esta remota época», concluyen.

Fuente: Max Planck Institute. Edición: ScienceAlert/RT.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario