Un meteoro atravesó el cielo nocturno sobre Vermont el domingo (7 de marzo), creando un espectáculo de luces y provocando explosiones que sacudieron la Tierra mientras quemaba la atmósfera.

El paso explosivo del meteoro a través de la atmósfera liberó el equivalente a 440 libras (200 kilogramos) de TNT, lo que sugiere que el meteoro probablemente tenía 10 libras (4,5 kg) y 6 pulgadas (15 centímetros) de diámetro, según reporta NASA Meteor Watch.

La roca espacial chocó contra la atmósfera a unas 42.000 mph (68.000 kph). Apareció sobre la parte norte del estado como una bola de fuego brillante a las 5:38 p.m. EST, justo antes del atardecer.

La estación de noticias local WCAX3 informó llamadas de todo el estado después del evento, y los habitantes de Vermont describieron un «fuerte estruendo y vibración de traqueteo corporal» cuando el meteoro pasó por encima.

«Tuve la suerte de escucharlo y verlo junto al río Missisquoi en el Refugio de Vida Silvestre Missisquoi en Swanton, VT, justo antes del atardecer», escribió Chris Hrotic, comentarista de la publicación inicial de la NASA sobre el evento. «No hubo un estruendo fuerte como los demás informaron, sino un sonido de ráfaga que me hizo mirar hacia arriba en el momento adecuado. ¡Fue extremadamente brillante y absolutamente espectacular!».

Mapa de la NASA muestra la trayectoria aproximada del meteoro sobre Vermont el 7 de marzo de 2021. (Crédito de la imagen: NASA Meteor Watch).

Según los relatos de testigos presenciales, la NASA estima que la bola de fuego apareció por primera vez a 84 kilómetros (52 millas) sobre el bosque estatal de Mount Mansfield, al este de Burlington, la ciudad más grande del estado. Luego avanzó 33 millas (53 km) al noreste hacia la frontera con Canadá, desapareciendo 33 millas (53 km) sobre el suelo al sur de la ciudad de Newport.

La onda de choque fue el resultado de la fractura del meteorito debido a la presión atmosférica. A medida que la roca del espacio —del tamaño de una bola de boliche— se movía a casi 55 veces la velocidad del sonido a través de la atmósfera, la presión se acumulaba frente a ella y se formaba un vacío detrás de él. Finalmente, la tensión de ese diferencial hizo que la roca explotara.

Fuente: Live Science. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario