En solo cuatro años, informa el South China Morning Post, la población de China está lista para alcanzar su punto máximo, un cambio demográfico que podría tener consecuencias económicas de gran alcance.

Visitantes se amontonan en la plaza de Tian’anmen, Pekín, en julio de 2019. Crédito: China.org.cn.

«Cuando la población total entre en un crecimiento negativo [después de 2025], habrá escasez de demanda», dijo el viernes pasado Cai Fang, del comité de política monetaria del Banco Popular de China (PBOC). «Necesitamos prestar atención al impacto de la demografía en el consumo futuro».

Si bien China suavizó su política de un solo hijo en 2013, permitiendo a los padres tener dos hijos en lugar de solo uno, la tasa de natalidad del país ha seguido estancada. En otras palabras, los esfuerzos de China para luchar contra la superpoblación parecen haber funcionado demasiado bien.

Según Cai, el número de personas que trabajan en China ha estado en declive constante durante una década como resultado.

Una investigación publicada recientemente también mostró que la caída de la tasa de natalidad en China podría tener consecuencias inmediatas, incluido un mayor estrés financiero de las personas sanas que cuidan a un porcentaje cada vez más anciano de la población.

La proporción de personas mayores en China ha aumentado a casi el 12,3 por ciento en 2019, desde solo el siete por ciento en 2000.

«China debe reconocer que la situación demográfica ha cambiado», escribieron los investigadores del PBOC en el documento. El país debe «darse cuenta de que la educación y los avances tecnológicos no podrán compensar la disminución de la población».

Ancianos en Pekín. Crédito: AP.

«El costo de la maternidad, la crianza de los hijos y la educación son las mayores limitaciones para las parejas jóvenes», señaló Cai. «Para las personas mayores, necesitamos aumentar su participación laboral y los beneficios de la seguridad social para que puedan contribuir y participar en el crecimiento económico, al tiempo que mantienen la demanda de los consumidores».

Como resultado, los funcionarios del PBOC están pidiendo a Pekín que abandone la política de dos hijos de China y anime a las mujeres a tener más hijos.

Más allá de lo económico, cabe destacar que, junto con India, en China se hallan las ciudades con mayor contaminación del aire del planeta, algo debido en gran parte a la superpoblación. Desde luego, este punto positivo de la disminución de la población difícilmente le interese a los bancos…

Fuente: The Byte. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario