Cientos de pequeñas islas repartidas en los alrededores de Escocia no surgieron de manera natural. En realidad, son construcciones hechas de pedruscos, arcilla y madera. Su antigüedad, de acuerdo a un nuevo estudio, es de unos 5.600 años.

Vista aérea de un ‘crannog’ en el lago Bhorgastail. Crédito: Antiquity Publications Ltd. Foto: F. Sturt; Duncan Garrow y Fraser Sturt, Antiquity 2019.

Los arqueólogos han conocido desde hace tiempo la existencia de estas islas artificiales, conocidas como crannogs. Sin embargo, muchos de ellos creían que habían sido fabricadas en tiempos más recientes, más específicamente en la Edad del Hierro, 2.800 años atrás.

Ahora, un nuevo hallazgo no solo muestra que los crannogs son mucho más antiguos de lo que se pensaba, sino también que fueron creados en «ubicaciones especiales» para la gente del Neolítico. «A esa conclusión hemos llegado luego de analizar fragmentos de cerámica encontrados por buzos modernos», escriben los investigadores británicos Duncan Garrow y Fraser Sturt, quienes hace un par de años viajaron a tres lagos —Arnish, Bhorgastail y Langabhat— en la costa septentrional de Escocia en busca de estos islotes artificiales.

Buzos hallan una vasija neolítica en el lago Langabhat, alrededor de uno de los islotes artificiales. Crédito: Antiquity Publications Ltd. Foto: D. Garrow; Duncan Garrow y Fraser Sturt, Antiquity 2019.

De acuerdo a la datación por radiocarbono, cuatro de los crannogs analizados fueron creados entre 3640 a.C. y 3360 a.C. Otras evidencias obtenidas, incluyendo sondeos del terreno y las aguas, núcleos paleoambientales, y excavaciones, también apuntan hacia esas fechas.

Los arqueólogos aún no han encontrado rastros de estructuras neolíticas en los islotes y afirman que podría ser posible si se llevan a cabo excavaciones más minuciosas. No obstante, los fragmentos de cerámica recuperados por los buzos en uno de los lagos presentan señales de quemaduras. «Probablemente fueron arrojados al agua intencionalmente en algún tipo de ritual», explica Garrow.

Imágenes aéreas de seis ‘crannogs’ hallados en Escocia. 1) Arnish; 2) Bhorgastail; 3) Eilean Domhnuill; 4) Lochan Duna (Ranish); 5) Loch an Dunain; and 6) Langabhat. Crédito: Antiquity Publications Ltd. Foto: Getmapping PLC; Duncan Garrow y Fraser Sturt, Antiquity 2019.

Cada uno de los islotes tiene proporciones liliputienses, midiendo en promedio unos 10 metros de punta a punta. Uno de ellos, en el lago Bhorgastail, incluso posee un camino de piedra que lo conecta con la costa. Esto, desde luego, no implica que fabricarlos haya sido una tarea fácil y claramente eran de suma importancia para los antiguos pobladores de la región. De hecho, existen cerca de 570 crannogs conocidos solo en Escocia (hay más en Irlanda).

Hasta ahora, se estima que aproximadamente el 10 % de estas estructuras ha sido datada, lo que significa que la antigüedad incluso podría remontarse más atrás en el tiempo.

El estudio ha sido publicado en la revista Antiquity.

Fuente: Live Science.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario