La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE.UU. asegura haber perdido una parte importante de la historia relacionada con los ovnis. Unos documentos que poseían registros detallados sobre evidencia física relacionada con el fenómeno.

Crédito: John Greenewald.

«Durante décadas, The Black Vault ha perfilado un memorando de dos páginas, originalmente clasificado pero en un nivel desconocido, que se entregó en forma censurada en 1978 a otro solicitante», explicó John Greenewald, quien recientemente intentó obtener una copia de estas páginas mediante una solicitud de Ley de Libertad de Información (FOIA).

Según Greenewald, el memo fue escrito por personal de la CIA (con nombres eliminados) de la División de Contactos Domésticos (DCD) a una persona desconocida (nombre eliminado también) el 16 de abril de 1976. Entre lo poco que podía leerse se vislumbraban algunos detalles sobre evidencia física de algún tipo relacionada a los fenómenos aéreos no identificados —aunque los detalles exactos fueron difíciles de determinar por el nivel de censura—.

Gran parte de la evidencia física habría sido «llevada a mano» a la oficina del Subdirector Adjunto de Ciencia y Tecnología (A/DDS&T por sus siglas en inglés) de la CIA. Además, como se indica en el memorando, la evidencia física fue examinada e investigada más a fondo para ayudar a asesorar al personal no identificado de la CIA que originalmente trajo el material.

No obstante, los resultados fueron censurados en el documento obtenido a finales de los 1970s.

En la segunda página del memo, se revela además que dentro de la CIA, había personas «que estaban monitoreando los fenómenos ovni», pero no de ninguna «forma oficial». Asimismo, se explicaba que el A/DDS&T creía que «… el mejor enfoque sería mantenerse en contacto y, de hecho, desarrollar canales de información en esta área para mantener a la agencia/comunidad informada sobre cualquier novedad».

El A/DDS&T afirmaba «en particular, cualquier información que pueda indicar una amenaza potencial sería de interés, al igual que indicaciones específicas de desarrollos extranjeros o aplicaciones de investigación relacionada con ovnis».

Dados los intrigantes detalles que estaban disponibles en el registro publicado, junto con el hecho de que gran parte estaba censurada, The Black Vault presentó un caso de Revisión de Desclasificación Obligatoria (MDR) el 24 de enero de 2019, para que se revisara el registro para una posible publicación posterior. La intención con casos de MDR como estos es esencialmente lograr que la agencia realice una revisión interna del registro completo sin censuras, y luego potencialmente divulgar más información si no se considera clasificada o exenta.

Sin embargo, después de casi tres años de espera, la CIA le dijo a The Black Vault que el documento original, que no contenía censuras, había desaparecido...

«Esto se ha convertido en una tendencia», explicó Greenewald. «La CIA está perdiendo continuamente sus registros de ovnis que pueden tener algunas de las mejores pruebas para determinar qué podría estar detrás de estos fenómenos».

La carta final de la MDR de la CIA, junto con el documento original publicado en parte en 1978, puede ser consultado a continuación.

Fuente: The Black Vault. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ene 22, 2022
2:50
#1 HORACIO:

OHHHHH QUE PENA EL EXTRAVIO.!!!! estos tipos no tienen verguenza.!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario