Nuevas excavaciones en dos canteras de Gales nos acercan un paso más hacia la resolución del mayor misterio de este monumento megalítico situado en el Reino Unido.

Los geólogos saben desde hace mucho tiempo que 42 de las piedras más pequeñas de Stonehenge, conocidas como «piedras azules», provienen de las colinas de Preseli en Pembrokeshire, al oeste de Gales. Ahora, un nuevo estudio dirigido por UCL (University College London) publicado en Antiquity, señala las ubicaciones exactas de dos de estas canteras y revela cuándo y cómo se extrajeron las piedras.

El profesor Mike Parker Pearson (Arqueología de la UCL) y líder del equipo dijo: «Lo que es realmente emocionante de estos descubrimientos es que nos acercan un paso más para descubrir el gran misterio de Stonehenge: por qué sus piedras vinieron de tan lejos».

«Todos los demás monumentos neolíticos en Europa fueron construidos con megalitos traídos desde no más de 16 kilómetros de distancia. Ahora buscamos descubrir qué era tan especial en las colinas de Preseli hace 5.000 años, y si había círculos de piedra importantes aquí, construidos antes de que las piedras azules se mudaran a Stonehenge», añade.

Uno de los afloramientos en Gales.

La cantera más grande se encontró 128 kilómetros de Stonehenge en el afloramiento de Carn Goedog, en la ladera norte de las colinas de Preseli.

«Esta fue la fuente dominante de la dolerita manchada de Stonehenge, llamada así porque tiene manchas blancas en la ígnea roca azul. Al menos cinco de las piedras azules de Stonehenge, y probablemente más, provienen de Carn Goedog», explicó el geólogo Richard Bevins del Museo Nacional de Gales.

En el valle debajo de Carn Goedog, otro afloramiento en Craig Rhos-y-felin fue identificado por el Dr. Bevins y su colega geólogo Dr. Rob Ixer (Arqueología UCL) como la fuente de uno de los tipos de riolita, otro tipo de roca ígnea, que se encuentra en Stonehenge.

Extrayendo pilares

Según el nuevo estudio, los afloramientos de piedra azul están formados por pilares verticales naturales. Estos podrían quitarse de la superficie de la roca abriendo las juntas verticales entre cada pilar. A diferencia de las canteras de piedra en el antiguo Egipto, donde los obeliscos fueron tallados en la roca sólida, las canteras de Gales eran más fáciles de explotar.

Los trabajadores de la cantera neolítica solo necesitaban insertar cuñas en las juntas confeccionadas entre los pilares, y luego bajar cada pilar al pie del afloramiento.

Los nuevos descubrimientos también ponen en duda la teoría popular de que las piedras azules fueron transportadas por mar a Stonehenge, ya que estas canteras están en el lado norte de las colinas de Preseli, por lo que los megalitos podrían simplemente haber ido por tierra hasta la llanura de Salisbury.

Aunque es probable que la mayoría de su equipo haya consistido en cuerdas perecederas y cuñas de madera, mazos y palancas, dejaron otras herramientas como piedras de martillo y cuñas de piedra.

«Las cuñas de piedra están hechas de piedra de barro importada, mucho más suave que las duras columnas de dolerita. Un colega de ingeniería ha sugerido que martillar una cuña dura podría haber creado fracturas por estrés, causando que las delgadas columnas se agrieten. Utilizar una cuña suave significa que, si algo se rompía, sería la cuña y no el pilar», dijo en un comunicado el profesor Parker Pearson.

Las excavaciones arqueológicas al pie de ambos afloramientos descubrieron restos de plataformas de piedra y tierra hechas por el hombre, con el borde exterior de cada plataforma terminando en una caída vertical de aproximadamente un metro.

«Los pilares de piedra azul podrían ser colocados en esta plataforma, que actuaba como un muelle de carga para bajarlos en trineos de madera antes de arrastrarlos», señaló el profesor Colin Richards de la Universidad de las Tierras Altas e Islas.

En este gráfico están marcadas las piedras azules de Stonehenge. Más pequeñas en comparación con los enormes trilitos.

Un objetivo importante del equipo del profesor Parker Pearson era fechar las canteras de megalitos en los dos afloramientos. En el suave sedimento de una pista hueca que conduce desde el muelle de carga en Craig Rhos-y-felin, y en la plataforma artificial en Carn Goedog, el equipo recuperó trozos de carbón que datan de alrededor del año 3000 antes de Cristo

El equipo ahora piensa que Stonehenge fue inicialmente un círculo de pilares de piedra azul sin trabajar en los hoyos de Aubrey, cerca de Stonehenge, y que los zarzales (bloques de arenisca) se agregaron unos 500 años más tarde.

Fuente: UCL. Edición: EP.

2 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Feb 21, 2019
0:33
#1 Olga Maldonado:

Me interesa el curso. Gracias

Reply to this commentResponder

Feb 21, 2019
10:22
#2 Miguel Sanchez:

Este sitio ha empeorando un montón! Desde cuando se acepta la ciencia tradicional acá??? Queremos que vuelvan las teorías rechazadas por el mainstream! I WANT TO BELIEVE !!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario