Ciertos minerales de la corteza marciana en el meteorito están oxidados, lo que sugiere la presencia de agua durante el impacto que lo creó y disparó hacia la Tierra.

Meteorito marciano NWA 7533.

NWA 7533 no solo tiene un gran valor científico, sino también económico. Debido a su rareza, vale más que su peso en oro, unos 10.000 dólares por gramo.

Hace varios años, se descubrieron un par de meteoritos oscuros en el desierto del Sahara. Fueron apodados NWA 7034 y NWA 7533 —siendo NWA las siglas en inglés para África del Noroeste y el número que acompaña el orden en el que los meteoritos fueron aprobados oficialmente por la Meteoritical Society—. El análisis mostró que estos meteoritos marcianos son extremadamente raros y contienen mezclas de diferentes fragmentos de roca, algunos de los cuales llega a los 4.400 millones de años.

Teniendo en cuenta esta gran antigüedad, un equipo internacional liderado por el profesor Takashi Mikouchi de la Universidad de Tokio, adquirió recientemente 50 gramos de NWA 7533 para su análisis.

«Estudio los minerales en los meteoritos marcianos para comprender cómo se formó Marte y cómo evolucionó su corteza y manto. Esta es la primera vez que he investigado este meteorito en particular, apodado Belleza Negra por su color oscuro», dijo Mikouchi en un comunicado. «Nuestras muestras de NWA 7533 se sometieron a cuatro tipos diferentes de análisis espectroscópico, formas de detectar huellas químicas. Los resultados llevaron a nuestro equipo a sacar algunas conclusiones interesantes».

Los científicos planetarios saben bien que ha habido agua en Marte durante al menos 3.700 millones de años. Pero a partir de la composición mineral del meteorito, Mikouchi y su equipo dedujeron que es probable que hubiera agua presente mucho antes, hace unos 4.400 millones de años.

«Los clastos ígneos, o rocas fragmentadas, en el meteorito se forman a partir de magma y comúnmente son causados por impactos y oxidación», explicó el profesor. «Esta oxidación podría haber ocurrido si hubiera agua presente en la corteza marciana hace 4.400 millones de años durante un impacto que derritió parte de la corteza. Nuestro análisis también sugiere que tal impacto habría liberado una gran cantidad de hidrógeno, lo que habría contribuido al calentamiento planetario en un momento en que Marte ya tenía una atmósfera aislante densa de dióxido de carbono».

Si había agua en Marte antes de lo que se pensaba, eso sugiere que el agua es posiblemente un subproducto natural de algún proceso temprano en la formación del planeta. Este hallazgo podría ayudar a los investigadores a responder la pregunta de dónde proviene el agua, lo que a su vez podría afectar las teorías sobre los orígenes de la vida y la exploración de la vida más allá de la Tierra.

El estudio completo ha sido publicado en la revista Science Advances.

Fuente: Universidad de Tokio. Edición: EP/MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario