Ciertamente no es un cohete que inspira mucha confianza para ir al espacio, ya que el prototipo con el que Elon Musk pretende llegar a Marte ha demostrado no ser rival para los fuertes vientos del Valle del Río Grande, que volaron la parte superior del objeto.

El prototipo, llamado «hopper», es una versión primigenia y rústica de la nave Starship de SpaceX, que podría algún día llevar turistas al planeta rojo. Fue construido para probar los sistemas de propulsión antes de construir otro prototipo a escala mayor.

Sin embargo, nuevas imágenes del puerto espacial en Boca Chica, Texas, muestran que «hopper» ha sucumbido al poder del viento, que voló su parte superior y la arrojó al suelo.

El director general y diseñador de la compañía, Elon Musk, tuiteó el miércoles por la mañana que vientos de 50 millas por hora rompieron los bloques de amarre de la nave y permitieron que el carenado del cohete se derrumbara. Musk tuiteó que las reparaciones tomarán «unas pocas semanas».

La sección superior del cohete ya estaba separada del propulsor cuando lo voló.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario