El esqueleto completo de una reina maya de 1.500 años de antigüedad ha sido descubierto en una pirámide escondida en la selva de Guatemala. Los arqueólogos creen que los restos de su esposo, el rey, están muy cerca.

Los restos datan de hace 1.500 años. (Foto: NatGeo).

Poco es sabido sobre la identidad de esta monarca encontrada en una cámara subterránea dentro de una pirámide en el área de Holmul —un sitio arqueológico maya cerca de la frontera con la moderna Belice—.

De acuerdo a los arqueólogos, la técnica llamada LIDAR fue la que permitió encontrar pirámides, ciudades enteras, murallas, entre otros tesoros mayas, que hasta ahora habían pasado desapercibidos en el norte de Guatemala.

Entre estas estructuras identificadas gracias a la tecnología láser, se encuentra un complejo de tres pirámides en las afueras de la ciudad de Witzna. Los huesos de la reina, descubiertos bajo una de estas pirámides, denotan que ya era una mujer mayor a la hora de morir, y el ajuar que la acompaña evidencia claramente su posición dentro de la realeza.

Este hallazgo significa que al menos un «rey» está enterrado cerca, por lo que los arqueólogos continuarán explorando el lugar en busca de sus restos. La hipótesis se sustenta, además, en un jarrón para beber chocolate encontrado allí mismo, cuyas inscripciones nombran a un monarca.

El jarrón para beber chocolate hallado en el entierro que data de 554 y 558 d.C. (Foto: NatGeo).

«Nadie más que un rey o una reina tendría posesión de ese tipo de artículos», explicó el arqueólogo Francisco Estrada-Belli. «Sabemos por muchas referencias en otros lugares que, en ciertas ocasiones importantes, un rey invitaría a sus aliados y sus señores y haría algunos de estos jarrones hechos para él y luego los donaría a sus aliados más cercanos. Creemos que esta es la razón por la que este individuo, que definitivamente no es la persona nombrada en el jarrón, tiene que tenerlo».

Rituales y fuego

La excavación en el complejo de Witzna también reveló un antiguo edificio militar: una torre de vigilancia. A sus pies, dentro de un profundo pozo, se desenterró un cráneo y dientes pertenecientes a un niño sacrificado.

Asimismo, más actividad ritual en la zona incluye una gran cantidad de fragmentos de vasijas que habrían sido ofrendas depositadas en la cima de la pirámide de la reina. Otros monumentos de piedra tienen señales de haber sufrido los efectos del fuego y destrucción de sus inscripciones; algo que los estudiosos creen que representa más evidencia de rituales o bien de algún ataque militar.

El equipo de investigadores también encontró una serie de edificios y pirámides dañadas y quemadas en una colina en la ciudad Witzna (Natgeo).

«Lo que sucedió en la base y en la parte superior de la pirámide —quemados por el fuego— pueden ser dos cosas diferentes, pero en el caso de un monumento de piedra rota, estamos seguros de que esto fue básicamente un ataque a la ciudad. Muchos de los edificios más importantes fueron destruidos, quemados, y los monumentos con las imágenes de los reyes desfigurados», relató Estrada-Belli.

Más detalles sobre este descubrimiento serán dados a conocer en Tesoros Perdidos de los Mayas, un documental que se emitirá el próximo domingo 5 de mayo en National Geographic.

Fuente: Daily Mail.

1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
May 3, 2019
1:40
#1 HORACIO:

CUANTO POR DESCUBRIR EN NUESTRO ” MISTERIOSO ” PLANETA …..ESE JARRON ES UNA JOYA.! SALUDOS

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario