Guernsey es una isla situada en el Canal de la Mancha, frente a las costas de Normandía. Y es también un lugar donde se están realizando curiosos descubrimientos arqueológicos, que plantean interesantes enigmas.

El cuerpo de un hombre sin manos, enterrado allí hace cientos de años, ha sido hallado por los arqueólogos en esta isla dependiente de la Corona británica, solo a unos pasos la carcasa medieval de un delfín encontrado el año pasado.

Phil de Jersey, arqueólogo del gobierno de Guernsey, ha explicado que los restos mortales humanos parecen haber sido depositados allí en una fecha mucho más tardía que el sorprendente sepulcro del cetáceo, por lo que probablemente no existe relación entre ambos; aunque reconoce que agrega más misterio a esta zona conocida como Chapelle Dom Hue, un pequeño islote en la costa noroeste de la isla principal.

Zona del hallazgo.

A pesar que el islote solo mide 10 metros hoy en día —tan pequeño que la marea alta lo corta por la mitad—, los arqueólogos dicen que en el pasado fue más grande; por ejemplo en el periodo medieval, cuando supo ser el hogar de unos pocos monjes cristianos. De hecho, por esta razón al principio se pensó que el esqueleto recientemente hallado perteneció a un monje con lepra severa, que podría haberle costado sus manos; sin embargo, algunos detalles de su ropa —en especial los botones de su camisa— revelan que fue sepultado allí en el siglo 16 o 17, después de la ocupación de los monjes.

«Nuestra hipótesis de trabajo en este momento es que es el cuerpo de un ahogado que terminó en la costa», indica De Jersey. «Quien lo encontró en aquel entonces le brindó un entierro cristiano rápido y relativamente respetuoso».

El misterioso hombre sin manos.

Las manos de los cuerpos que terminan siendo arrastrados del mar hacia la costa, usualmente son comidos por los peces; de hecho, el cráneo del misterioso hombre muestra algunos signos de daño resultante del hipotético choque contra las rocas de la costa. La parte inferior del brazo derecho también falta, pero «los pies se han conservado relativamente bien, tal vez porque llevaba algún tipo de calzado», explica el arqueólogo.

Delfín importante

El año pasado, el equipo de De Jersey halló el esqueleto de un delfín que parecía haber sido sepultado en el islote en algún momento durante la Edad Media, cuando los monjes vivían ahí. Sus restos fueron cuidadosamente depositados en el lugar, lo que sorprendió a los arqueólogos, ya que en su lugar se podría haber arrojado al mar, sin las molestias de hacerle una tumba.

Carcasa del delfín hallada el año pasado.

«El cetáceo quizás fue enterrado con sal para preservar su carne como alimento, y luego fue olvidado; o también puede ser que fuera considerado un animal sagrado», especula De Jersey.

Por otra parte, los restos humanos salieron a la luz en los últimos meses, cuando un pequeño risco se desmoronó a poca distancia de donde fue encontrado el delfín.

Fuente: Live Science.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario