Esto que acabamos de leer constituye un relato aleccionador para todos aquellos que no saben que los rayos de luz durante los solsticios eran muy importantes en el mundo antiguo. Estos fenómenos cada vez nos resultan más familiares en la actualidad, pero Lockyer fue el primero en mencionarlos. Además, su descripción del eje del templo de Karnak como un telescopio gigante de piedra nunca ha sido mejorada. ¿Es razonable creer que un pueblo capaz de llevar a cabo la construcción de un intrumento óptico de piedra de 457 metros de largo en Karnak, era incapaz de construir pequeños telescopios manuales con tallos de hinojo para mediciones ópticas, especialmente cuando hay tantas pruebas de que en Egipto, ya en la IV dinastía, existían muchas lentes de cristal de aumento, que eran absolutamente perfectas y que se usaban a mediados del cuarto milenio antes de Cristo?

¿Teodolitos en la antigüedad?

Un instrumento de observación topográfica necesita de un pequeño telescopio para conseguir una verdadera precisión. Cuando cuenta con este telescopio recibe el nombre de teodolito. Cuando se lleva a cabo la observación, ésta se realiza por el telescopio, en lugar de mirar sólo a través de un agujero en un tubo vacío. Así, la exactitud es mucho mayor, ya que se puede ver mejor el objetivo.

La relación de todo esto con las pirámides de Gizeh es que están tan precisamente emplazadas que sólo los teodolitos podrían ser capaces de conseguir una exactitud semejante. No se podrían haber llevado a cabo sin el uso de lentes. Es decir: es simplemente imposible que las pirámides de Gizeh fueran construidas sin el uso de instrumentos topográficos ópticos.

Este aspecto de la cuestión que examinamos me fue señalado por el profesor José Álvarez López, un físico de la Universidad de Córdoba (Argentina) que había publicado varios libros sobre el tema. En su segunda obra, “El enigma de las pirámides” (Ed. Kier), asegura:

“La perfección de su tecnología se refleja en cada elemento de la Gran Pirámide. Uno de los muchos ejemplos que ilustra esta característica es la cubierta del mármol blanco que cubría originalmente toda la pirámide, con lo que resultaban cuatro magníficos espejos triangulares de muchos acres de extensión cada uno. El perfecto corte óptico de estos bloques ha sorprendido a los arqueólogos. Según los estudios de estos bloques, de 16 toneladas cada uno, es de menos de 0,002 cm por metro, una precisión del orden de la de nuestros más avanzados instrumentos ópticos. Las superficies de los bloques son perfectamente planas, con un error de 50 micras. El ángulo diedro recto tiene un error de menos de 5 segundos. Cada uno de los 25.000 bloques era una obra maestra de precisión óptica, comparable con el espejo de 5 metros de Monte Palomar, EE. UU… Los taladros son otro ejemplo de esta tecnología tan increíblemente avanzada. Según los estudios del profesor Petrie y del profesor Barrer, los taladros egipcios tenían un grado de penetración en la piedra dura 100 veces superior al de los mejores taladros de nuestra moderna industria. Como el profesor Barrer apuntó, un ingeniero moderno capaz de copiar los antiguos taladros no sólo se haría rico, sino que también revolucionaría la industria moderna.”

Hacia la mitad del libro, López se refiere por primera vez a la posibilidad de que los egipcios antiguos poseyeran instrumentos ópticos:

“Respecto a los instrumentos que empleaban los egipcios en sus observaciones, sólo conocemos el merkhet y el bay, que consistía en una vara de palma con una rendija en forma de V practicada en su parte superior. Éste último era usado para medir las horas de la noche, mediante la altura de las estrellas. De esto podemos deducir inmediatamente que sólo con estos instrumentos, los egipcios no podían avanzar en sus conocimientos astronómicos. Debieron poseer, al menos otro instrumento añadido al merkhet, ya que estos tipos de observaciones requieren por lo menos una lente y un ocular. Pero a este respecto, no sabemos más sobre los egipcios o los caldeos.”

Pero, ¿de qué fuente desconocida recogieron los antiguos egipcios semejante legado tecnológico?

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Abr 24, 2018
17:23
#1 jorge F. Lara Oña:

Eran culturas excepcionales, con dedicación y esmero absolutos por trascender en el tiempo, para ellos la vida iba de la mano del simbolismo de seres, objetos, animales, astros, constelaciones etc. Felicitaciones por acercarnos conocimientos tan hermosos.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario