Este caso de abducción sucedido en 1987 se distingue de los demás reportados por miles de víctimas alrededor del mundo por un pequeño gran detalle. El testigo, un policía retirado, portaba una cámara Kodak con la que pudo realizar una supuesta toma del ser que fue protagonista de su encuentro cercano. En este videoprograma, Vicente Fuentes nos cuenta los pormenores del caso como solo él sabe.

2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Abr 17, 2019
1:23
#1 HORACIO:

ES CREIBLE AL MENOS PARA MI ESTE CASO…AL MENOS COMO LO CUENTA EL AMIGO VICENTE…BIEN PUDO DARSE….( si vinieron de afuera o de otro lugar de las entrañas de la tierra es otro debate ) pero amigo ARKANTOS vea como comienza el tema VICENTE… dice como es posible QUE NO EXISTA UNA SOLA FOTO DE UN EXTRATERRESTRE…habiendo sabido de cientos de avistamientos…confirma lo que siempre digo no existe una sola toma real….y si lo dice el que esta en el tema debemos de creerle no.? saludos

Reply to this commentResponder

Abr 17, 2019
1:43

@HORACIO: Sí, el amigo Vicente es un genio para contar casos e historias.

Respecto a tu inquietud, lo cierto es que la mayoría de abducciones de las que se tiene registro sucedieron cuando había cámaras, pero no cuando todos portaban una (incorporada a su teléfono) como ahora. Asimismo, la mayoría —por no decir todas— de las víctimas de abducción denuncia una parálisis o pérdida de control de sus cuerpos y voluntades al momento de ocurrir el hecho, lo que difícilmente pueda habilitar a tomar una foto. También en cercanía de ovnis, aparatos electrónicos y hasta coches cesan su correcto funcionamiento.

Quienes abducen tienen un control casi total de nuestra realidad.

El caso de Ilkler Moor parece ser un desliz del ser extramundano encargado de devolver al humano a donde lo encontró para que parezca que nada ocurrió, jeje.

Saludos!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario