Otro aspecto relevante del ritual cristiano es el siguiente:

¡Alabado sea el Señor!

Alabado sea el nombre del Señor.

Debemos preguntarnos: ¿qué significa la palabra “alabanza”? Significa recitar una lista de los atributos gloriosos de alguien (o algo). Ahora, si había una máquina compleja que hizo el maná, las acciones necesitadas para llevarlo a cabo también habrían sido complejas. Habría sido necesaria una lista de control, para asegurar que las operaciones fueran ejecutadas correctamente y en el orden apropiado. A mi modo de ver, hubo tal lista de control, y el Libro del Misterio es lo que queda de ella. Los guardianes de la secreta tradición judía contaron con memorizar esto, junto con mucho otro material, puesto que nada se podría anotar. Así que nosotros podemos comparar el mandamiento: “¡Alabado seas Señor!” a una instrucción para recitar la lista de control. La respuesta de la congregación: “Alabado sea el nombre de El Señor” es equivalente a: “Nosotros tomaremos la lista de control como lectura.” Un equivalente moderno podría ser:

1º piloto: ¡Baja el tren de aterrizaje!

2º piloto: El tren de aterrizaje está bajado.

Si hubo una máquina de maná que alimentó a la tribu de Israel durante sus cuarenta años en el desierto, esperaríamos que hubiera dado lugar a muchas tradiciones en su religión, y que continuara ocupando un lugar central en la Fe. Desde nuestro análisis, ese parece ser el caso, aunque se requiere una comprensión de las palabras codificadas para verlo.

El episodio del becerro de oro que tuvo lugar mientras Moisés se hallaba en la montaña recibiendo instrucciones del Señor, puede haber sido un brote del culto a la máquina de maná. Cuando volvió, Moisés habría visto esto como una distracción y habría impuesto las condiciones de estricto secreto en las que la máquina sería guardada. Después de eso, los únicos indicios de la máquina y su función que la gente común habría visto habrían sido el fuego y el humo sobre el Tabernáculo, el escape, que indicaba que estaba funcionando. Cuando el fuego y el humo cesaban, ellos sabían que había dejado de funcionar y que era tiempo de seguir andando.

Cuando los cuarenta años transcurrieron, la gente entró en la tierra de Canaan, de la cual las tribus residentes habían sido expulsadas por el Señor en un temprano ejemplo de limpieza étnica. A esas alturas el suministro del maná cesó, ¿qué se hizo de la máquina? A mi modo de ver, ésta era o bien idéntica a —o después se la confundió con— el Arca de la Alianza. Aunque supuestamente una simple caja de madera, al Arca se le atribuyen muchas propiedades que son de hecho más apropiadas para la máquina de maná. El Arca (o máquina), ya no sirviendo para ningún propósito útil, se guardó en un santuario donde fue cuidada por unos pocos sacerdotes que se pasaron el tiempo estudiándola e intentando reactivarla.

Se sacó para la batalla contra los Filisteos, como antes se mencionó, después de su retorno regresó a la oscuridad hasta que David, en un esfuerzo por reunificar su reino, la llevó a Jerusalén., donde la puso a cubierto en una tienda. Muchos de los Salmos atribuidos a David parecen ser lamentaciones de que la máquina no podía ser reactivada, y preparada para dar de nuevo sus “anteriores misericordias”.

Más tarde, el sucesor de David, Salomón, construyó su Templo para alojar el Arca, pero con toda probabilidad era el Ancestro de los Días el que ocupó el lugar de honor en el Sanctasanctórum. En este sanctum interior se entraba sólo una vez por año, en Yom Kippur, el Día de Expiación, por el Alto Sacerdote exclusivamente. Parece que él hacía algún ritual para intentar reiniciar la máquina, usando la magia simpática. Después de verter aceite sobre sí mismo para simular el “aceite de la gran bondad” que corría debajo de los “vellos de la barba”, pronunciaba la palabra mágica que había sido usada por Moisés, y esperaba los resultados. Claro, nada pasaba, y esto era tomado para significar que el Señor no había perdonado los pecados de Israel. “Yom Kippur” quiere decir literalmente: “el día de la limpieza”, hoy interpretado como la limpieza de los pecados de Israel, pero quizás, de hecho era el día en que el Alto Sacerdote limpiaba la máquina con un trapo aceitoso. Curiosamente, ésta todavía se consideraba peligrosa, puesto que el Alto Sacerdote tenía una cadena de oro atada a su tobillo para que los sacerdotes menores pudieran arrastrarlo fuera a través de la cortina en caso de un accidente. Sólo él y solamente él tenía permitido entrar en el Sanctasanctórum. En la conquista por los babilonios, el Arca y la máquina estaban evidentemente perdidas, quizás escondidas en una cueva por Jordania, o incluso en una de las cavernas bajo el Templo del Monte en Jerusalén. Es significativo que el lugar más sagrado de Israel sea hoy el Muro Occidental (o de los Lamentos) —¿podría estar la venerable reliquia todavía escondida detrás de la antigua mampostería?

Acercándose a los tiempos modernos, hay alguna evidencia de que los Caballeros Templarios pudieron haber encontrado y llevado a Europa al Ancestro de los Días —o una parte de él. Se dice que ellos se habían pasado varios años excavando bajo el Templo del Monte, y que St. Bernard de Clairvaux, la fuerza detrás de la fundación de la Orden del Templo, dedicó mucho tiempo tratando con los estudiosos judíos. Para un clérigo de ese tiempo, esto era equivalente al suicidio religioso, con todo no hizo nada para impedir el ascenso de Bernard al poder y la subsiguiente canonización. Posiblemente incluso, esta operación de recuperación era la agenda oculta detrás de las Cruzadas.

Se dice que los Templarios han tenido un ídolo misterioso conocido como el Baphomet que tenía muchas características del Ancestro de los Días. Si este nombre se transporta según una cifra hebrea común (el AThBSh), se convierte en ShVPIA o “sabiduría” en griego. Éste era el nombre del cráneo superior del Ancestro. El Ancestro de los Días del Zohar tiene mucho en común con la posterior noción cristiana del Santo Grial, un objeto milagroso que distribuía el alimento celestial, y que era custodiado por caballeros conocidos como Tempeleisen. Pero todas estas especulaciones seguirán siendo aún no demostradas hasta que la máquina, o alguna parte identificable de ella, sea localizada. Los Templarios escondieron todo su tesoro antes de la disolución de la Orden en 1307; dónde está ahora vaya alguien a saber. Las especulaciones van desde varios sitios en Palestina y Europa, a México y Money Pit en Oak Island, Nueva Escocia, Canadá. Es muy posible que los Templarios cruzaran regularmente el Atlántico antes que Colón, y que el mismo navegante estuviera en posesión de sus cartas de navegación, las cuales podría haberlas adquirido de la Orden de Cristo, el sucesor del Templo en Portugal.

La pregunta más importante de todas, sin embargo, es: ¿suponiendo que hubo una máquina de maná de dónde vino ésta en primer lugar? Según el Zohar, le fue dada por “el Señor” a Aarón y su tribu de sacerdotes, quienes también recibieron el “conocimiento secreto” de cómo operarla. ¿Quién era, entonces, “el Señor”? No era ciertamente el Dios omnisciente, omnipotente de nuestras religiones de hoy, sino una figura en muchas maneras humana, pero con algunos poderes sobrehumanos. ¿Era “el Señor” un visitante espacial? Ésta es la explicación que mejor se ajusta a los hechos, pero nunca lo sabremos con seguridad a menos que algún artefacto de demostrable origen extraterrestre pueda ser encontrado. La descripción en Éxodo 19 del Señor bajando en el Monte Sinaí no podría ni mucho menos ser mejorada como la versión de gente primitiva del aterrizaje de una nave espacial, y el Señor en sí mismo no tiene en absoluto nada en común con nuestra abstracta deidad moderna.

6 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 6 comentarios
Comentarios
Dic 11, 2010
6:51
#1 jasinta:

realmente , interesante. como siempre gracias!!!!

Reply to this commentResponder

Dic 11, 2010
22:52
#2 HORACIO:

excelente articulo..!!! yo no tengo dudas que en diferentes etapas de la civilizacion ,hemos recibido ayuda de seres superiores .,de ahi los grandes saltos en inventos..como hoy lo seria el chip ( supuestamente encontrado este en una nave extraterrestre estrellada ) ..que paradoja realmente que jerusalen ,sea el pueblo elegido por dios.¿? cuando su unico y esperado hijo es jesucristo..se bautiza y crea este el cristianismo ( al margen de que los judios no lo reconocen y siguen esperando a su mesias…muy loco verdad.??? saludos

Reply to this commentResponder

Dic 12, 2010
1:31
#3 Laura Villa:

Les recomiendo el libro “El Mensaje de los Dioses” escrito por Erich Von Däniken. Ahi explica este suceso que al parecer si era una máquina ke alimentaba a los judíos (maná) Les comparto estos videos ..
http://www.youtube.com/watch?v=cxeEMjt9rlk
http://www.youtube.com/watch?v=dWHfRu4QOYc

Reply to this commentResponder

Dic 13, 2010
12:08
#4 HORACIO:

REITERO EXCELENTE TEMATICA….para los que le interese este tema encontre un interesante link ,que de forma muy clara explica aumentando todavia mas detalles de esta supuesta maquina…http://www.antiguosastronautas.com/articulos/Fiebag01.html………..saludos para todos.

Reply to this commentResponder

Dic 18, 2010
15:24

Excelente artículo. Si vemos como el ser humano ha ido a través del tiempo comprendiendo las escrituras antiguas relacionadas al culto de Dios, nos daremos cuenta que las religiones han servido de alguna manera para conservar estos manuscritos y no necesariamente para interpretarlos, pero eso es otra cuestión. Algo sí que me inquieta desde el punto de vista de la investigación y que podríamos incluir en ésta es la pregunta del por qué exactamente esta gente vagaba por el desierto? Esa es otra cuestión que nos deja interrogantes misteriosas, pues razones lógicas desde el punto de vista no religioso parecen no haber, pero que se podrían relacionar con el hecho de la misma máquina y del por qué, supuestamente, seres de otro mundo, dejaron a esta tribu para que pudieran subsistir, y también por qué ese interés de que esta raza sobreviva, qué razones obvias para que esta civilización tan primitiva y equivocada en su andar siga existiendo. Si analizamos cada vez más este asunto, parece que en cierto momento empiezan a desvelarse muchas cosas que generan otros misterios inexplicables

Reply to this commentResponder

Dic 20, 2010
20:36
#6 mvr1981:

Es genial… pienso que en los antiguos textos, se describen visitantes de otros mundos, y por supuesto, sus maquinas. Claro, ellos no sabían que eran, o sea, lo que estaban viendo, así que lo describían como podían, usando analogías.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario