Científicos han descubierto una nueva estructura de ADN que asimila genes de otros microorganismos en su entorno.

Los borgs parecen estar asociados con microorganismos unicelulares conocidos como arqueas, que se muestran en esta imagen de microscopía electrónica de barrido. Crédito: Eye of Science/SPL.

El ADN se descubrió en muestras de sitios lodosos en el oeste de Estados Unidos, según Nature. Los investigadores encontraron que las hebras eran más largas que la mayoría de las otras moléculas genéticas y pertenecen a una colección de estructuras genéticas conocidas como elementos extracromosómicos (ECE).

Debido a su capacidad para asimilar genes de diferentes fuentes, los investigadores llamaron a la estructura del ADN ‘Borg’ en honor a la raza extraterrestre ficticia en Star Trek, conocida por asimilar nueva tecnología e información de otras especies en su mente colmena.

Sorpresas microbianas

Los Borg sorprendieron a los investigadores por su gran tamaño. De hecho, tiene una longitud de 600.000 a un millón de pares de bases de ADN.

De acuerdo a los autores, eso es mucho más largo que los ECE típicos, que de por sí son enormes y autorreplicantes, y se pueden encontrar dentro o fuera de los núcleos celulares; como aquellos de los plásmidos y ADN viral.

En ‘Star Trek: la nueva generación’, el capitán Picard es capturado por los Borg para que su conocimiento de los métodos defensivos y procedimientos de la Flota Estelar pase al Colectivo, siendo transformado en un Borg llamado Locutus.

«No podemos probar que sean virus de arqueas o plásmidos o minicromosomas, ni podemos probar que no lo sean», escriben los investigadores en su artículo.

«La gente se ha acostumbrado a las sorpresas en el campo de las ECE», agrega Huang Li, microbiólogo de la Academia China de Ciencias en Beijing. «Sin embargo, el descubrimiento de Borgs, que sin duda enriquece el concepto de ECE, ha fascinado a muchos en el campo».

Borgs contra el cambio climático

A diferencia de su contraparte de ciencia ficción, los Borgs de la vida real podrían ayudar a la Tierra en lugar de consumirlo todo en su mente colectiva.

Jill Banfield, microbióloga de la Universidad de California, Berkeley, ayudó a descubrir la estructura del ADN en los humedales de California junto con entornos similares en Colorado. Banfield cree que los Borgs podrían ser utilizados por un microorganismo llamado Methanoperedens, que se sabe que come y destruye el metano en el aire.

Banfield está colaborando con Jennifer Doudna, la pionera en edición de genes CRISPR, para investigar más la estructura del ADN.

En general, los Borg son un descubrimiento muy fascinante que podría tener grandes ramificaciones en nuestra creciente lucha contra el cambio climático. Mientras, esperemos que estos no empiecen a asimilar nuestra especie como una raza alienígena imperialista.

Un artículo que detalle los hallazgos se ha publicado en el servidor de preimpresión bioRxiv.

Fuente: The Byte. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario