A más de 51 años del caso de abducción más famoso de la era moderna, y uno de los primeros en lograr una difusión a nivel mundial, en Mystery Planet nos proponemos revisitarlo para ahondar minusciosamente en cada detalle y dar con un veredicto final lo más certero posible basados en los hechos, documentos oficiales y extraoficiales, y evidencias ineludibles que se desprenden del caso. Para ello contaremos con el aporte de la mismísima sobrina de Betty y Barney Hill, Kathleen Marden (escritora y directora de investigaciones de campo de la MUFON), el destacado Dr. Stanton Friedman (físico nuclear, investigador y escritor), y la colaboración del Dr. Bruce Maccabee (físico óptico e investigador OVNI).

En todos estos años, el incidente protagonizado por el matrimonio Hill se ha convertido en un referente al hablar del tema de las abducciones alienígenas, y por ende también en un blanco apetecible para los escépticos/debunkers que ven en los casos más populares un lugar de ataque fácil para lograr una extrapolación al fenómeno entero. Es por ello que también en este artículo trataremos cada punto que se ha presentado como objeción a la veracidad del caso y presentaremos la correspondiente réplica bien fundamentada.

Sin más preámbulos, y esperando que disfruten de la informativa lectura, comencemos…

Breve Reseña del Incidente

La historia de los Hill comenzó la noche del 19 de septiembre de 1961, cuando el matrimonio regresaba a su hogar de Portsmouth, en New Hampshire, de sus vacaciones en Canadá. Cuando su auto transitaba por la ruta 3, la pareja divisó un objeto brillante parecido a una estrella moviéndose en la parte sudoeste del cielo. Barney Hill detuvo el auto varias veces para que su esposa pudiera ver el objeto con unos binoculares de 7 x 50. El hombre supuso que se trataba de un avión pequeño, hasta que el objeto cambió de dirección y haciendo una curva se dirigió hacia ellos. Se encontraban a algo más de tres kilómetros al norte de Woodstock cuando el ovni se desplazó frente al auto y voló hacia la derecha del camino.

Barney Hill le quitó los binoculares a su esposa, salió del auto y se paró en la ruta desierta para observar desde más cerca. El ovni con forma de plato se desplazó silenciosamente hacia la izquierda y se acercó de frente al auto detenido. Entonces Barney sufrió un enorme shock: a través de los binoculares pudo distinguir unas ventanitas iluminadas a los costados de la nave, y detrás de las ventanitas pudo ver el interior iluminado donde había entre cinco y once figuras de aspecto humanoide que estaban ocupadas trabajando. Para Hill, los humanoides parecían vestir una especie de uniforme negro brillante con gorras puntiagudas. Sus movimientos le recordaron a los soldados alemanes realizando un ejercicio militar. Desde adentro del auto, Betty Hill podía oír a su esposo exclamando: “¡No lo puedo creer! ¡No lo puedo creer! ¡Esto es ridículo!”

Representación de la escena relatada por Betty y Barney Hill.

Los Hill dijeron que la nave se acercó tanto a ellos que cubrió el campo de visión de los binoculares. Barney volvió al auto en estado de histeria, según recordó su esposa, lo puso en marcha y se alejaron por la ruta. Los Hill llegaron a su casa sin más novedades, pero esos pocos minutos los iban a perseguir durante años.

Betty Hill empezó a soñar todas las noches con una aterradora experiencia con un ovni. Barney Hill sufría de aprensión, de insomnio y su úlcera de duodeno empeoró. Cuando trataba de revivir el hecho en su mente, Hill se sentía perturbado al advertir que no podía explicar todo lo que había sucedido en el lapso de las dos horas transcurrido desde el momento en que encontraron al ovni hasta el instante en que llegaron a su casa. ¿Adónde había estado? ¿Qué había ocurrido, realmente?

Como su ansiedad aumentaba, los Hill decidieron buscar ayuda médica. Un clínico de su pueblo les recomendó que consultaran a un eminente psiquiatra de Boston, Benjamín Simon, para ver si mediante regresión hipnótica podrían revelar el misterio que rodeaba a la noche del 19 de septiembre y retomar sus vidas. El tratamiento psiquiátrico comenzó en diciembre de 1963, más de dos años después del supuesto encuentro con el ovni. Bajo un estado profundo de hipnosis, Barney y Betty narraron una historia mucho más extraña que la que aparentemente se encontraba en su nivel consciente. El doctor Simon tuvo encendido su grabador todo el tiempo que le llevó a Barney Hill describir su secuestro a manos de raptores extraterrestres.

Hill recordó haber sido llevado por una rampa hacia el interior de la nave. De inmediato dijo que lo trasladaron a una habitación para someterlo a un examen.

“Podía sentir cómo me revisaban con sus manos… Miraron mi espalda, y los podía sentir tocando mi piel…, como si estuvieran contando mi columna vertebral… y luego me dieron vuelta, y de nuevo me revisaron. Me abrieron la boca, y yo podía sentir dos dedos que la cerraban. Después oí como si vinieran más hombres, y los podía sentir que se desplazaban por el costado de la mesa en que yo me encontraba. Algo me raspó con suavidad, como un palito contra mi brazo izquierdo. Y luego esos hombres se fueron. Al rato volvieron, me pusieron los zapatos, y pude bajar de la mesa. Pienso que me sentí bien porque supe que había terminado… Bajé por la rampa y abrí mis ojos y seguí caminando. Vi mi auto… y Betty venía caminando por la ruta, y luego abrió la puerta.”

La mujer contó una historia similar sobre el examen físico. A ella le pareció que tomaron muestras para luego analizarlas. “Al entrar en esa habitación (comenzó su relato) vienen con un hombre que habla inglés. Se queda por un minuto, no sé quienes son; creo que tal vez sea la tripulación… y entra otro hombre. No lo he visto antes. Creo que es un médico. Traen la máquina… es algo parecido a un microscopio, pero un microscopio con gran lente. Me dio la idea de que estaban tomando una fotografía de mi piel. Luego toman algo similar a un abrecartas, pero no lo era, y rasparon mi brazo aquí… había como un trozo de celofán o plástico, o algo así, ellos rasparon y colocaron lo que sacaron en ese plástico”.

Betty Hill dijo que pidió al que parecía el líder que le informara de dónde venía su nave, y él le mostró la ubicación en un mapa de estrellas. Luego fue escoltada de regreso a la rampa y entonces pudo regresar al auto.

Dos aspectos particulares de la historia de los Hill han ayudado a darle una cierta credibilidad ante muchos investigadores. El primero es un mapa estelar que Betty Hill dibujó siguiendo sus sesiones de hipnosis. El mapa se basaba, según dijo, en el que le mostró el líder de los extraterrestres.

A fines de la década de los ’60s, una maestra de escuela primaria y astrónoma aficionada, de nombre Marjorie Fish, leyó la historia de los Hill y decidió ver si el mapa de Betty coincidía con algún sistema estelar cercano. Después de construir un modelo en escala de las estrellas que se encuentran dentro de un radio de treinta y tres años luz de la Tierra descubrió que el mapa se correspondía bastante (aunque no de manera exacta) con una visión de nuestro Sol y las estrellas vecinas desde unos pocos años luz más allá del sistema estelar de los Retículos Zeta.

Varios astrónomos verificaron la exactitud del modelo de Fish. Curiosamente, muchas de estas estrellas eran desconocidas (al menos para los terrícolas) hasta que se publicó el catálogo de 1969, es decir, ocho años después de la experiencia de Hill. Para estar seguros los críticos argumentaron que la coincidencia entre el modelo y el mapa de estrellas de Betty Hill fue una afortunada coincidencia, pero los defensores del relato de Hill sostienen que las diferencias parecen no tener importancia.

¿Fue el OVNI detectado por el radar?

Existe un hecho que es poco mencionado sobre el caso, que si bien podría ser considerado evidencia circunstancial, es interesante destacar debido a que difícilmente explicaciones prosaicas dadas por algunos “debunkers” como que la nave que vieron los Hill era en realidad el planeta Júpiter, puedan encajar con el suceso reportado.

La Fuerza Aérea estadounidense (USAF), bajo el proyecto Blue Book, investigó vagamente el incidente protagonizado por este matrimonio. Un reporte militar con fecha 22 de Septiembre de 1961, fue recibido desde una estación en North Concord, Vermont. El reporte trata sobre un avistamiento de un objeto desconocido llevado a cabo a través del radar, el cual sucedió el 19 de Septiembre de 1961 a las 5:22 p.m. (hora del Este), es decir, menos de seis horas antes del primer encuentro cercano por parte de Betty Hill. La carta 10073 del Proyecto Blue Book correspondiente a este avistamiento, dice lo siguiente:

1. Fecha: 19 Sept. 61
2. Ubicación: N. Concord AFS, Vermont
3. Hora: 5:22 p.m. GMT 19 2122Z Septiembre 19
4. Tipo de observación: Radar.
5. Fotos: No.
6. Fuente: Militar.
7. Duración de observación: 18 min.
8. Nº de Objetos: 1
9. Curso: S
10. Resumen del avistamiento: Objeto grande. Retorno H/F [heightfinder] de altura y dirección para un blanco común a 62.000. Aparece a 196º. En 84 mi, pierde contacto a 199º. En 80 mi, con dirección NO y luego S. Gradualmente con rango S en 18 min.
11. Comentarios: Velocidad relativamente baja y gran altitud junto con un comportamiento errático parecido al de un globo atmosférico.
12. Conclusión: Probable globo atmosférico.

El 25 de Septiembre de 1961, el director del Proyecto Libro Azul, el Mayor Friend, envió una solicitud de información en relación con el avistamiento por radar en North Concord, a la División de Tecnología Foránea (FTD) de la USAF. Tres días después, el 28 de Septiembre, el Coronel Paul J. Slocum, jefe de electrónica en la FTD, respondió mediante el siguiente memo:

1. La velocidad relativamente baja y la gran altitud del objeto en cuestión, junto con su curso errático (incluyendo sobrevuelo), parece descartar un blanco de nave convencional y favorece la posibilidad que se trate de un blanco como el de un globo atmosférico.

2. De querer ahondar más en la investigación del asunto, se sugiere revisar actividades en el área responsables por el lanzamiento de globos atmosféricos.

De acuerdo a las propias reglamentaciones del gobierno de EE.UU., un globo atmosférico de helio o hidrógeno de 6 pies de anchura, carga un pequeño instrumento de radiovoentosonda, un paquete que se encuentra suspendido debajo del mismo. Este instrumento transmite información concerniente a la velocidad del viento y dirección, temperatura, presión, y humedad. Un globo atmosférico alcanza una altura de 1.000 pies por minuto y se quema a aproximadamente 100.000 pies donde se expande más allá de sus límites de elasticidad (cerca de 20 pies de diámetro).

Es interesante el notar que North Concord, Vermont, se encuentra a solo 17 millas al Oeste de Lancaster, New Hampshire, el área donde los Hill avistaron la nave anómala. Asimismo, el blanco de radar se encontraba a 80 millas al Sur/Sudoeste de la base de la Fuerza Aérea.

Dibujo de Barney Hill sobre el aspecto de la nave avistada.

El Mayor Brummett y el Capitán Ernest R. Zuick Jr., en un estudio investigativo del Comando y Colegio Aéreo, hallaron que el archivo original del Blue Book sobre el caso describía el blanco de radar como “una nave grande”. Por lo que, incluso si se expandiera a altitud elevada, un globo de 20 pies de diámetro no puede ser considerado una nave grande. Además, el globo tiene una única pequeña sección para el radar, por lo que solo el instrumento que lleva como paquete se mostraría en el mismo.

El objeto detectado por el radar fue rastreado yendo al noroeste, y luego al sur por un periodo de 18 minutos. Si fue detectado a 62.000 pies, para el tiempo en que la Fuerza Aérea le perdió el rastro, su altitud tendría que haber sido de aproximadamente 80.000 pies, asumiendo que continuó ascendiendo a razón de 1.000 pies por minuto. Cuando un globo sonda ingresa en la estratósfera debe viajar por regla en dirección Oeste-Este, sin embargo, el objeto en cuestión se desplazaba en contra de las fuertes corrientes de viento de la atmósfera superior. Esto de por sí ya descartaría que el objeto fuera alguna clase de globo meteorológico.

A pesar que los investigadores no pudieron encontrar más datos correlativos, el tiempo y ubicación de este blanco de radar constituye un indicio que apunta a que quizás lo detectado fuera la misma nave que protagonizó pocas horas después el encuentro cercano con los Hill.

     Documentos sobre Incidente Hill (1,3 MiB, 821 hits)
    Descripción de archivo: Grupo de documentos militares en donde se registra el avistamiento de un OVNI por parte del matrimonio Hill y además otro avistamiento por radar producido horas antes que corrobora la presencia de un objeto no identificado en la zona.

Las Pesadillas de Betty

Las pesadillas de Betty a modo de perturbantes “flashbacks” contenían detalles sobre haber sido detenidos y rodeados por seres humanoides del espacio exterior. Los seres de la pesadilla tenían en su mayoría rasgos humanos y eran apenas más altos que la “petite” Betty, de entre 1.50 y 1.60 metros de estatura, con pectorales prominentes y narices como la de Jimmy Durante. Sus ojos eran oscuros. Solo uno hablaba, y era en un inglés con fuerte acento extranjero. Tenían una complexión grisacea con labios azulados. Todos estaban vestidos de igual manera, de azul con pantalones grises y chaquetas cortas. Llevaban botas y gorras que parecían militares.

Vista aérea del lugar del secuestro.

13 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 13 comentarios
Comentarios
Oct 7, 2012
3:37
#1 HORACIO:

– soy partidario tambiem de que este fue un caso real .recuerdo haber visto hace años un video basado en este hecho..muy buena pelicula pero nunca mas encontre ese video . me pregunto cuanta gente desaparece en el mundo como evaporada y jamas hallan el cuerpo..podrian ser casos como estos pero sin rtorno.saludos

Reply to this commentResponder

Oct 8, 2012
1:35
#2 gastonadonay:

Extraordinario artículo. Hace tiempo que andaba por ahí tratando de encontrar algo claro de esta experiencia del matrimonio Hill. Sería interesante leer el libro El Viaje Interrumpido.
Saludos y felicitaciones

Reply to this commentResponder

Oct 8, 2012
4:17
#3 Arkantos:

@gastonadonay: Gracias! Recopilar toda la información mostrada y resumida en este artículo nos ha llevado varios meses de trabajo, pues la idea era armar un artículo de referencia sobre este caso. Esperamos haberlo logrado ;)

Reply to this commentResponder

Oct 8, 2012
14:58
#4 HORACIO:

– Si realmente da gusto leer un articulo tan bien detallado del tema. 10 puntos master.!!!

Reply to this commentResponder

Oct 9, 2012
1:20
#5 Luis Alvarez.:

HASTA EL DIA DE SUS MUERTES,NUNCA DEMANDARON NINGUN TIPO DE PUBLICIDAD,SOLO LA QUE AMERITABA EL CASO,TAMPOCO SACARON PROVECHO DE ESA SITUACION;TAMPOCO SE BENEFICIARON ECONOMICAMENTE,COMO OTROS QUE LA HAN SACADO PROVECHO A CIERTAS SITACIONE;NUNCA VARIARON SU HISTORIA,POR ESO YO LE CREO PORQUE PUSIERON ,CON LA VERDAD UN REALIDAD QUE ,TANTO LA IGLESIA COMO LOS GOBIERNOS NOS OCULTAN.

Reply to this commentResponder

Oct 9, 2012
16:24
#6 Sergio M.:

Que excelente trabajo de recopilación y objetividad, impecable. Muchas gracias por difundir su trabajo, hacen que los debunkers tiemblen. Un abrazo.

Reply to this commentResponder

Oct 9, 2012
19:07
#7 Patricia:

Este caso me fascina y fue el primero que leí cuando me interesé por la temática OVNI….considero que una experiencia genuina la que vivió esta pareja. Muy lindo el artículo …

Reply to this commentResponder

Ene 21, 2013
17:18
#8 Alejandro:

Me parece inceible que toda esta informacion se haya recabado de una manera tan completa y simple, excelente reportaje!!!

Creo que son estos casos tan bien documentados lo que le da un poco de seriedad a estos temas de estudio…

Con respecto a los relojes que parecieran atrasarse, el que siempre den horas diferentes, es porque estas naves deben doblar el espacio tiempo para poder moverse a esas volecidades y rocerrer esas distancias… el campo magnetico debe ser tan fuerte que aun sin moverse actua sobre relojes y brujulas.

Reply to this commentResponder

Jul 20, 2015
1:11
#9 gustavo:

De chico me entusiasmo este caso Parece real Ellos eran personas muy serias. Excelente trabajo

Reply to this commentResponder

Abr 24, 2018
23:52
#10 Carlos Carrero:

Para dar mi comentario creo que es real aparte de no ganar nada al contar su historia, existe un punto importante y es que eran una pareja interracial y si se remontan a esa epoca ese tipo de uniones trataban de pasar lo mas desapercibidos posibles por lo poco aceptados que eran esas uniones. Para mi 100% eral.

Reply to this commentResponder

Dic 2, 2018
22:42
#11 iban:

impecable trabajo

Reply to this commentResponder

Sep 21, 2019
12:02
#12 Marco A. Silva Montaner:

Excelente historia. Yo lo creo muy al 100 % pues cuando niño vivo algo parecido y aún lo recuerdo. Por este motivo es que soy seguidor del caso ovni.
Gracias por subir esta historia.

Reply to this commentResponder

Oct 17, 2019
14:09
#13 RAMÓN PEÑA:

¡¡Excelente Trabajo!!…Me he quedado maravillado de la SERIEDAD y OBJETIVIDAD en el tratamiento del caso de los Esposos HILL, que considero 100 % REAL!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario