El presidente de EE.UU. emocionó a los teóricos de la conspiración con una desafortunada elección de palabras.

Joe Biden.

Joe Biden causó revuelo el lunes durante una reunión de líderes empresariales en la Casa Blanca cuando aludió a un «nuevo orden mundial» venidero a raíz de la crisis de Ucrania, aparentemente sin detenerse a considerar el incómodo legado de la frase.

Dirigiéndose a la reunión trimestral de directores ejecutivos de la Mesa Redonda de Negocios —que incluyó a los jefes de General Motors, Apple, Alphabet (Google) y Amazon—, Biden concluyó sus comentarios diciendo: «Ahora es un momento en que las cosas están cambiando. Vamos a... va a haber un nuevo orden mundial y tenemos que liderarlo. Y tenemos que unir al resto del mundo libre para hacerlo».

La frase rápidamente comenzó a ser tendencia en Twitter, y los comentaristas no perdieron el tiempo en regodearse con lo que vieron como la invocación presuntamente accidental del presidente de una teoría de conspiración muy manida que afirma que una camarilla globalista de élite que opera desde las sombras está conspirando para repartirse el mundo e imponer el régimen totalitario.

No obstante, cualquiera que se haya tomado la molestia de escuchar el discurso completo del mandatario no habría tenido ninguna duda de que se refería a las arenas movedizas de las relaciones geopolíticas en respuesta a la invasión de Ucrania por parte de Vladimir Putin el mes pasado.

El conflicto ha visto ciudades pulverizadas por salvajes tácticas de guerra de asedio, el éxodo de millones de personas, valientes ucranianos organizados en una resistencia, y crímenes de guerra denunciados cuando las bombas llueven sobre hospitales de maternidad, guarderías infantiles, centros comerciales, un teatro comunitario e incluso un memorial del Holocausto. Y tras casi un mes de invasión, ahora el Kremlin comienza a vislumbrar la posibilidad de utilizar armas nucleares «si la existencia rusa se viese amenazada».

Mientras tanto, la comunidad internacional se ha movido para imponer sanciones económicas punitivas contra las empresas, los bancos, los políticos y los oligarcas rusos como nunca antes se habían visto, evitando las exportaciones y la energía del país a medida que las corporaciones cesan sus operaciones, cerrándolo tanto comercial como diplomáticamente en la esperanza de forzar el fin de las hostilidades.

Eso sí, el que este conflicto se haya dado justo cuando está menguando una pandemia que sometió al mundo y provocó un régimen pseudo orwelliano por casi dos años, da lugar a pensar en un plan donde la implantación del miedo constante parece ser el protagonista.

Otros «Órdenes Mundiales»

Biden advirtió a los directores ejecutivos reunidos en Washington que Rusia podría tomar represalias con más ataques cibernéticos contra Occidente y usar armas químicas contra los civiles ucranianos a medida que el conflicto se transforma en una prolongada guerra de desgaste, en lugar de la rápida conquista que parecía haber imaginado Putin.

Todo lo cual significa que el equilibrio de poder entre las naciones inevitablemente cambiará a medida que el mundo busca reordenar las relaciones diplomáticas para excluir al Kremlin, siempre y cuando Putin permanezca a cargo y su guerra contra una nación democrática libre continúe sin control —es decir, el «Nuevo Orden» al que se refirió el presidente de EE.UU.—.

Pero esta no es la primera vez. Históricamente, la frase «Nuevo Orden Mundial» ha sido moneda común y se ha utilizado de la misma manera que Biden por personas como Woodrow Wilson y Sir Winston Churchill después de la Primera y Segunda Guerra Mundial respectivamente y, más recientemente, por George HW Bush en respuesta al colapso de la Unión Soviética.

En un discurso ante una sesión conjunta del Congreso el 11 de septiembre de 1990, el primer presidente Bush pronunció un discurso titulado en realidad «Hacia un nuevo orden mundial» en el que citó directamente al Sr. Churchill.

«Hasta ahora, el mundo que hemos conocido ha sido un mundo dividido: un mundo de alambre de púas y bloques de concreto, conflicto y Guerra Fría», comenzó.

«Ahora, podemos ver un nuevo mundo a la vista. Un mundo en el que existe la perspectiva genuina de un nuevo orden mundial. En palabras de Winston Churchill, un “orden mundial” en el que “los principios de justicia y juego limpio... protegen a los débiles contra los fuertes”. Un mundo donde las Naciones Unidas, liberadas del estancamiento de la Guerra Fría, estén preparadas para cumplir la visión histórica de sus fundadores. Un mundo en el que la libertad y el respeto de los derechos humanos encuentren un hogar entre todas las naciones».

Sin embargo, la frase también se ha utilizado en un sentido mucho menos optimista, en particular para promover los temores del Temor Rojo sobre la propagación de la «conspiración comunista internacional» en la década de 1950, que culminó con las vergonzosas persecuciones del período del senador republicano Joseph McCarthy.

Ese estado de ánimo de paranoia de la posguerra se aprovechó de ansiedades sociales mucho más antiguas sobre la posibilidad de que oscuros aquelarres secretos participaran en el mal, que vieron a los puritanos cazar, condenar y ejecutar a «brujas» en la Inglaterra, Escocia y Estados Unidos del siglo XVII y organizaciones fraternales como el Francmasones acusados ​​de practicar el satanismo.

Fuente: The Independent. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Mar 23, 2022
0:45
#1 HORACIO:

para tener un nuevo orden mundial......primero tenemos que tener todo el actual desordenado.....y en eso estamos......solo faltan los vuelos cruzados de las bombas atomicas....y.................................el nuevo orden lo vamos hacer en la luna ..si tenemos suerte....LOS NABOS SE VOLVIERON LOCOS ....LAMENTABLEMENTE.! la ciencia adelanto....entre comillas., para autodestruirnos mas pronto. ..las peliculas del los zombies pronto se hara realidad...!

Reply to this commentResponder

Mar 23, 2022
16:26
#2 agramunti:

Estamos acorralados ante una élite psicópata

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario