Un investigador asegura haber hallado la ciudad de Betsaida, el lugar donde de acuerdo a los textos bíblicos Jesús alimentó a miles de personas con dos peces y cinco panes, curó a un ciego y caminó sobre el agua.

Jesús y el milagro de la multiplicación de los panes y los peces.

El Milagro de los Panes y los Peces. Por Giovanni Lanfranco. Circa 1620-1623.

La ciudad es mencionada varias veces en el Nuevo Testamento, como el hogar de los discípulos de Jesús: Felipe, Andrés y Pedro, y como el sitio donde el nazareno llevó a cabo varios milagros. La historia nos cuenta, además, que Herodes Filipo la reedificó y le dio el nombre de Julias, en honor de Julia, la hija de Augusto. Plinio y Jerónimo, por su parte, indican que se encontraba al este del Jordán.

Las referencias sobre Betsaida desaparecen alrededor del siglo tercero después de Cristo. Su perdición no fue a manos de fuerzas enemigas, sino de sismos. En el 363 d.C., un poderoso terremoto golpeó Galilea, repitiéndose el evento dos años después. Aludes bloquearon el río Jordán que, cuando recuperó su curso, inundó y encenegó la planicie donde se encontraba la mencionada ciudad, cuya ubicación ha permanecido imprecisa desde entonces para los arqueólogos, historiadores y religiosos modernos que la han buscado.

Ahora, tras más de 30 años de investigación en el área, el profesor Rami Arav piensa que finalmente la ha identificado.

Yacimiento arqueológico de E-Tell.

Arav, un experto en religiones de la Universidad de Nebraska, sostiene que la ubicación de la antigua localidad se encuentra en el sitio arqueológico de Et-Tell, ubicado en la ribera del río Jordán.

Durante las excavaciones realizadas por los arqueólogos en Et-Tell, han sido desenterradas fortificaciones monumentales, almacenes de alimentos y la puerta de la ciudad, todo ello construido en la Edad de Hierro. Estos vestigios, según los investigadores, pertenecen a la capital del reino de Geshur, que más tarde se convirtió en Betsaida.

Ruinas del sitio arqueológico de Et-Tell. En el centro puede observarse una estela que tiene grabado al dios de la luna.

De acuerdo a Arav, en el Libro de Josué las ciudades que rodean el mar de Galilea son enumeradas en el sentido de las agujas del reloj empezando por la más grande, llamada Zer, y Et-Ter es el sitio más grande del área.

Asimismo, el investigador afirma que Zer es el nombre original de la antigua ciudad, que en la Biblia debió de traducirse como Tzed; la palabra significa tanto ‘cacería’ como ‘pesca’ en hebreo, y se cree que de ella deriva el nombre Betsaida.

A pesar de las afirmaciones de Arav, esta no es la única hipótesis existente acerca de la ubicación de Betsaida. Por ejemplo, los profesores Steven Notley del Nyack College de Nueva York y Mordechai Aviam del Kinneret College (Israel) sostienen que los restos de Betsaida se encuentran en el sitio arqueológico de El-Araj, situado sobre la misma ribera que Et-Tell.

Sin embargo, el profesor señala que en El-Araj no se ha encontrado evidencia material de construcciones monumentales de la Edad de Hierro, por lo que sostiene que este sitio no fue más que un campamento romano.

Fuente: Haaretz. Edición: RT.

1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ago 27, 2020
22:01
#1 Jesus Garcia Contreras:

toda la evidencia que se pueda recabar con respecto a la vida de Jesus
me parece ademas de elevado conocimiento historico , hermosamente
reelevante para los que somos cristianos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario