Es casi inevitable. Cuando publicamos nuestro artículo refutando la información que circulaba sobre que Nostradamus había predicho lo de Notre Dame, inmediatamente los usuarios nos preguntaron por privado sobre otro profeta, un profeta argentino llamado Benjamín Solari Parravicini, cuyas psicografías se han asociado a menudo con hechos concretos. A continuación lo que se sabe al respecto. 

Crédito: Bibiana Bryson.

Benjamín Solari Parravicini​ (BSP) fue un pintor y escultor argentino. Es muy conocido por los dibujos «proféticos» que realizó en el transcurso de su vida, llamados psicografías porque, en teoría, no fueron hechos por el artista conscientemente; la inspiración y fuerza creadora de los mismos provendrían de seres de otros planos —en un fenómeno similar al de la escritura automática, pero acompañado por dibujos—.

Con el devastador incendio sucedido en el corazón de París el lunes pasado, con la destrucción parcial de un ícono histórico como es la catedral de Notre Dame, es esperable que se buscara alguna psicografía que coincidiera con el hecho en cuestión. Y aunque la gran mayoría de las profecías del artista están desordenadas y son accesibles en Internet y diferentes libros compilatorios, lamentablemente existe una parte inédita que permanece en manos privadas. De allí provendría la psicografía que supuestamente podría tener algo que ver con lo sucedido en Notre Dame.

Según publica la investigadora Bibiana Bryson, quien actualmente es la depositaria de la obra de BSP y tiene acceso exclusivo a las psicografías inéditas, uno de lo dibujos proféticos, de hace 81 años, «literalmente señala el punto exacto del acontecimiento coronado con la palabra PARIS»:

«En el dibujo se puede observar la torre en llamas en el instante exacto en que se está por producir su colapso y abajo de la misma, fluye serpenteado el Sena, río que divide la ciudad luz en dos. Incluso se pueden observar las islas que están en la zona del siniestro», interpreta la investigadora, destacando que la «R» de París parece más aislada del resto de las letras, lo que podría indicar que se refiere a las Reliquias que estaban dentro de Notre Dame.

Cabe destacar que el mensaje que acompaña a la psicografía, fechada en 1938, solo dice «París será destruida por el gran fuego». Esto habilita a que dicho mensaje sea usado casi en cualquier circunstancia en donde haya un incendio importante en la ciudad luz; algo totalmente abierto a un sinfín de interpretaciones a lo largo del tiempo.

Por otra parte, el dibujo, ciertamente y a primera vista, se parece mucho a una vista lateral de la aguja en llamas que cayó de la catedral, por lejos una de las imágenes más difundidas del siniestro. Esto parece darle un marco asociativo bastante decente para hacer coincidir la psicografía con el hecho real. Sin embargo, más allá del —algo forzado— parecido, lo que muestra el dibujo no es más que el río Sena serpenteando con lo que sería una gran nube de humo en París, ¡una suerte de vista satelital del fuego sobre la ciudad (que ciertamente no se limita a la catedral)!

El círculo de la ciudad de París atravesado por el Sena.

En cuanto a la letra «R» y su asociación con las reliquias (entre ellas un fragmento de la Vera Cruz y la corona de espinas), hay que aclarar que tales reliquias se encontraban en la sacristía de la iglesia, en un lugar secreto que no fue afectado por el incendio que tuvo lugar en el techo de la «flecha» del edificio gótico. Por lo tanto, tal interpretación queda descartada.

Como bien mencionábamos en la nota que hicimos sobre lo de Nostradamus, la gente suele tener una extraña predisposición a intentar explicar un hecho impactante con un destino ineludible ya trazado por los profetas en papel.

BSP tiene muchas psicografías que son terriblemente precisas y exactas (como pueden leer aquí o ver aquí); esta última sobre París definitivamente no lo es y no creemos que sea prudente asociarla a un hecho tan aislado como el de Notre Dame. Después de todo, si sucede un incendio mayor en París, no podrá ser utilizada nuevamente para decir que fue un hecho predicho…

En ese aspecto, Bryson aclara que si bien «el texto menciona la destrucción de París por el gran fuego, no podemos afirmar a esta altura de los acontecimientos que el mismo deba ser literal, ya que para más de uno, estamos viviendo lo que detalla en la Biblia como la Gran tribulación y más de un profeta predice la destrucción de la capital francesa por las llamas».

«Lo sucedido en Notre Dame puede ser algo más que un desastre aislado, puede indicarnos eventos más terribles por venir. Sólo mencionar que la entrada principal de la catedral lleva el nombre de “Puerta del Juicio final”», concluye.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario