El telescopio MeerKAT en Sudáfrica ha observado un potente láser de ondas de radio. El hallazgo récord es el «megamáser» más distante de su tipo jamás detectado, a unos 5 mil millones de años luz de la Tierra.

Representación artística de un máser de hidroxilo. Dentro de una fusión de galaxias hay moléculas de hidroxilo, compuestas por un átomo de hidrógeno y un átomo de oxígeno. Cuando una molécula absorbe un fotón a 18 cm de longitud de onda, emite dos fotones de la misma longitud de onda. Cuando el gas molecular es muy denso, típicamente cuando dos galaxias se fusionan, esta emisión se vuelve muy brillante y puede ser detectada por radiotelescopios como el MeerKAT. Crédito: IDIA/LADUMA.

Un megamáser es un láser superpoderoso hecho de luz de microondas (de ahí máser). Los megamásers vienen en diferentes sabores, pero el que los científicos detectaron es el tipo más común, que muestra la señal de hidroxilo, una molécula compuesta por un átomo de oxígeno y un átomo de hidrógeno. El equipo argumenta que el megamáser recién detectado, uno de los rayos más brillantes conocidos hasta la fecha, marca una colisión galáctica.

«Cuando dos galaxias como la Vía Láctea y Andrómeda chocan, los rayos de luz salen disparados de la colisión y se pueden ver a distancias cosmológicas», dijo Jeremy Darling, coautor de la nueva investigación y astrofísico de la Universidad de Colorado, en un comunicado emitido por la Universidad del Cabo Occidental en Sudáfrica, que participó en la investigación. «Los megamáseres OH [hidroxilo] actúan como luces brillantes que dicen: aquí hay una colisión de galaxias que está formando nuevas estrellas y alimentando agujeros negros masivos».

«Los megamáseres emergen del caos máximo», agregó Hayley Roberts, coautora de la nueva investigación y estudiante graduada de astrofísica en la Universidad de Colorado en Boulder, en otra declaración.

Trueno cósmico

La detección es cortesía de la matriz MeerKAT, una colección de 64 receptores repartidos por una zona de Sudáfrica. La matriz había iniciado un nuevo proyecto en busca de señales de hidrógeno en el universo distante, apuntando a lo que uno de los investigadores llamó una «vuvuzela cósmica», un cuerno que se extiende tanto que permitirá a los científicos ver el universo como se veía cuando tenía menos de 5 mil millones de años.

MeerKat.

El proyecto que permitió el actual descubrimiento se llama Looking at the Distant Universe with the MeerKAT Array, o Laduma, que significa ‘truena’ en el idioma zulú y que los fanáticos del fútbol sudafricanos gritan para celebrar los goles, explica el sitio web del proyecto. La ruidosa vuvuzela fue particularmente popular alrededor de la Copa del Mundo de 2010, que se celebró en Sudáfrica.

Laduma implicará más de 3.000 horas de tiempo de observación, aunque evidentemente ya ha dado impresionante resultados.

«Es impresionante que, con solo una noche de observaciones, ya hayamos encontrado un megamáser récord», dijo en un comunicado de la universidad Marcin Glowacki, autor principal de la nueva investigación y astrónomo de la Universidad de Curtin en Australia. «Muestra lo bueno que es el telescopio».

Una imagen del telescopio espacial Hubble de un megamáser de una galaxia a más de 370 millones de años luz de la Tierra. Crédito: ESA/Hubble y NASA.

Los científicos han apodado al megamáser Nkalakatha —que significa ‘gran jefe’ en isiZulu, uno de los idiomas oficiales de Sudáfrica— por sugerencia de un estudiante.

Nkalakatha emana de una galaxia con una larga cola radio-brillante en un lado, según el comunicado, y su luz tiene unos 5.000 millones de años.

Y Nkalakatha no será el único megamáser que el proyecto de investigación puede agregar al mapa cósmico. «MeerKAT probablemente duplicará el número conocido de estos raros fenómenos», afirmó Darling. «Se pensaba que las galaxias se fusionaban con más frecuencia en el pasado, y los megamáseres OH recién descubiertos nos permitirán probar esta hipótesis».

Los resultados se describen en un artículo publicado en el sitio de preimpresión arXiv y aceptado para su publicación en Astrophysical Journal Letters.

Fuente: Space.com. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario