Arqueólogos que realizan un estudio en la ciudad de la isla fenicia de Motya, ubicada frente a la costa de Sicilia, identificaron que un lago artificial era una piscina sagrada alineada con las estrellas.

La pared sur del 'Kothon', sección M.4575 que separa la piscina de la laguna de Marsala; vista desde el norte. Crédito: Expedición de la Universidad Sapienza de Roma.

Motya, conocida hoy como isla de San Pantaleo, fue un puerto fenicio fundado durante el primer milenio antes de Cristo en la laguna Stagnone entre Drepanum (actual Trapani) y Lilybaeum (actual Marsala).

Allí las labores arqueológicas han encontrado una de las piscinas sagradas más grandes del Mediterráneo, pieza central de un enorme santuario erigido allí alrededor del año 550 a.C., cuando la antigua ciudad fue reconstruida después de un ataque de Cartago.

«Durante un siglo se pensó que era un cothon (puerto interior artificial), pero las nuevas excavaciones han cambiado drásticamente su interpretación: era un estanque sagrado en el centro de un enorme complejo religioso», explicó el profesor Lorenzo Nigro de la Sapienza Università di Roma.

Vista aérea de la piscina sagrada en la isla de Motya, con las principales estructuras investigadas por la Universidad de Roma 'La Sapienza'.

Investigaciones anteriores habían hallado un templo dedicado al dios Ba'al en el borde del cothon de Motya, en lugar de los edificios portuarios esperados. Este descubrimiento inesperado provocó la reinvestigación a partir de 2010.

Durante los siguientes 10 años, el profesor Nigro y el equipo drenaron y excavaron la cuenca, que es más larga y ancha que una piscina olímpica.

«Esto reveló que no podría haber servido como puerto, ya que no estaba conectado al mar. En cambio, fue alimentado por manantiales naturales», dijo el arqueólogo.

Alineación astroarquitectónica

De manera crucial, el equipo también encontró templos adicionales que flanqueaban la piscina junto con estelas, altares, ofrendas votivas y un pedestal en el centro del lago que alguna vez tuvo una estatua de Ba'al. Juntos, estos indican que no se trataba de un puerto sino de un estanque sagrado en el centro de uno de los complejos de culto más grandes del Mediterráneo preclásico.

Asimismo, el mapeo de este sitio reveló algo fascinante.

Los restos de la estatua central y cómo hubiera lucido completa.

«El cercano templo de Ba'al está alineado con el ascenso de Orión en el solsticio de invierno, mientras que las estelas y otras características estaban alineadas con otros eventos astronómicos», afirmó el profesor Nigro. «Esto apunta al profundo conocimiento del cielo alcanzado por las civilizaciones antiguas».

Además, la superficie plana de la piscina puede haber sido utilizada para rastrear estos movimientos celestes, que eran importantes tanto para la navegación como para las festividades religiosas diversas.

Fuente: Antiquity. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario