Desinformantes desinformados

El ya fallecido Philip J. Klass, quien por muchos años fue un acérrimo negador de toda la fenomenología OVNI, ha, por supuesto, atacado el caso de los Hill. Muchas veces este reconocido líder del escepticismo ovnilógico, proclamó que no había avistamientos OVNI a los cuales él no pudiera encontrarle una explicación prosaica. Tal ridícula proclamación incluso fue citada en su obituario.

Klass ignoró todos los avistamientos (más de 600) que no pudieron ser explicados en el Reporte Especial Nº 14 del Libro Azul, y más de 35 casos que no pudieron ser explicados por el Reporte Condon de la Universidad de Colorado. También hizo la vista gorda a 41 casos investigados por el Dr. James E. McDonald y presentados en la audiencia al Congreso en 1968. Misma actitud tuvo con los más de 700 encuentros cercanos que se leen en el libro The UFO Evidence, de Richard Hall (1962), libro que, dicho sea de paso, se enfoca en el análisis serio de casos cuyos testigos tienen alta credibilidad, como científicos, profesionales, policías, militares, etc.

En su libro intitulado OVNIs Identificados (1966), P.J. Klass minimiza el caso de los Hill como un simple fenómeno de plasma relacionado de alguna manera con una bola de luz. Décadas después, en el libro “Abducciones: Un Juego Peligroso”, el mismo autor explica lo sucedido al matrimonio Hill como una fantasía compartida que se originó en los recurrentes sueños de Betty que contó una y otra vez mientras Barney leía el periódico o miraba la televisión. Klass cita grabaciones que el mismísimo Dr. Simon le habría facilitado. En comparación con el terror que muestra Barney en las grabaciones de las sesiones de hipnosis, dice que la voz de Betty parece calmada, “como si estuviera describiendo un viaje al supermercado”. Es evidente que Klass no leyó la transcripción del terror que siente Betty en el libro de John Fuller, El Viaje Interrumpido. Tampoco debe haber escuchado con atención los intensos cambios emocionales que quedaron registrados en las cintas a medida que la abducida revivía el secuestro durante la hipnosis.

El ídolo escéptico también agrega que “los alienígenas estaban lo suficientemente familiarizados con la cremallera del vestido de Betty, pero quedaron completamente asombrados con el hecho que la dentadura de Barney podía ser removida mientras que la de su mujer no”. Seguramente para variar, Klass no tenía conocimiento sobre el estado maltrecho de la cremallera de Betty o sobre la decoloración presente en el área donde las manos del captor forcejearon con la ropa. Por consiguiente, tampoco debe haberse enterado de los varios análisis llevados a cabo en la prenda con el fin de determinar la causa de la degradación sufrida producto de una misteriosa substancia rosada.

Siguiendo con la tediosa tarea de poner en evidencia el “trabajo” de un desinformador, cabe recordar aquel debate en el cual Philip J. Klass desafió al científico e investigador Stanton Friedman en pleno escenario y ante todo un auditorium en la Universidad Trinity de San Antonio, Texas. Klass caminó hasta la mesa de Friedman y desplegó una lámina de papel con un montón de puntos al tiempo que le preguntaba al científico si estaba dispuesto a hacer un simple experimento que demostraría sin duda alguna que Betty Hill no pudo ser capaz de recordar con precisión un mapa estelar. Pretendía claramente que Friedman mirara el patrón de puntos en la lámina unos segundos para luego recordarlo y dibujarlo. Con la sabiduría que lo caracteriza, Friedman se negó a participar, y explicó pacientemente cómo lo que intentaba hacer su interlocutor no constituía para nada un experimento científico válido. Las razones que dio Friedman fueron las siguientes:

  • Stanton Friedman no es Betty Hill. Al ser dos personas diferentes, tienen diferentes percepciones, memorias, y estilos de aprendizaje.
  • Betty fue cuidadosamente condicionada, bajo circunstancias controladas, por un hipnotista/psiquiatra de renombre mundial para recordar precisamente lo que observó dentro de la nave, para luego de la sesión dibujar lo visto solo sí podía recordarlo con detalle.
  • Betty afirmó que el mapa tenía apariencia tridimensional, algo que no se veía en la lámina de papel que Klass tan capciosamente elaboró.
  • Betty recordaba que en el mapa habían líneas que representaban rutas de comercio pesado y rutas de visitas ocasionales. No había línea alguna en el mapa que el escéptico le mostró a Friedman.

Y si hablamos del mapa estelar, unos de los ataques más inesperados al trabajo de Marjorie Fish, vino de una fuente sorprendente: Allan Hendry. Hendry fue, por varios años, el primer investigador de campo para el Centro de Estudios OVNI del Dr. J. Allan Hynek. Aunque su educación principal correspondía a una carrera artística, más tarde se interesó por la astronomía. Su esposa era, de hecho, una astrónoma. Hendry es autor del libro: Manual OVNI: Una Guía para la Investigación y Reporte de Avistamientos OVNI (1979), y publicó un artículo en la revista Fate, más tarde reproducido y modificado por la revista OMNI, la cual era más ostentosa y popular. La principal controversia se produjo cuando citó como argumento parte de un artículo perteneciente a una publicación astronómica, cuyo autor era el francés Dr. David Bonneau, y en donde se mostraba que Zeta 2 Reticuli era una ¡estrella doble! Esto no coincidía con lo que presentaba Fish, es decir, patrones de estrellas simples responsables por órbitas planetarias estables. Por ende, si Zeta 2 Reticuli era doble, eso ponía en tela de juicio el famoso mapa estelar.

El investigador Stanton Friedman contactó a Hendry y determinó que lo citado tenía una nota de referencia al pié de página donde se aclaraba que era un “dato aún no publicado”. Los trabajos no publicados, como es de suponer, no han sido sujetos a la llamada revisión por pares. Cuando Friedman le preguntó a Hendry si había contactado al astrónomo francés acerca de esa referencia, éste dijo que no lo había hecho. Más tarde, el mismo Bonneau aclararía que dicha estrella nunca había sido demostrada como binaria o doble. La declaración original quizás fue el resultado de un error producido al usar métodos experimentales con cierta técnica instrumental para determinar duplicidad, conocida como “interferometría Speckle“. A pesar que la revista OMNI mencionaba que Hendry había utilizado el término “hoax” para referirse al mapa estelar de Fish, esto no es cierto, y fue desmentido posteriormente por el astrónomo. Pero el daño ya estaba hecho, y todavía hoy en día alguna gente desinformada apunta a lo citado por Hendry como argumento para probar que la explicación de Zeta Reticuli no puede ser cierta.

Izquierda, dibujo de Betty sobre el mapa estelar; derecha, dibujo de Barney sobre la nave alienígena antes y después de aterrizar.

El mapa estelar también fue blanco del “Asombroso Randi“, un afamado mago y ocupado miembro del Comité para la Investigación Científica de lo Paranormal (CSICOP) —ahora conocido como Comité para Pesquisas Escépticas. También fueron miembros de este comité, Carl Sagan, P.J. Klass, y el escritor de ciencia ficción Isaac Asimov (también un debunker), entre otros escépticos. Randi trató la experiencia de los Hill en su libro intitulado de manera despectiva Flim-Flam (Patrañas). En él puede leerse: “Fue inmortalizado en el libro de John Fuller, Incidente en Exeter. ¡Difícilmente! Hay 6.5 páginas dedicadas al caso en Incidente Exeter, mientras que en libro El Viaje Interrumpido hay 350… Randi sigue despotricando: “Parece evidente que la Sra. Hill vio el planeta Júpiter, le habló a su esposo sobre la creencia que se trataba de un OVNI, acto seguido imaginó que fue llevada a bordo para luego olvidar lo ocurrido y solo recordarlo después de tener sueños recurrentes con el supuesto evento. Una vez que floreció la historia completa, Betty Hill fue capaz de recordar repentinamente —3 años después— que había observado un mapa de navegación en la sala de controles de la nave, mapa que posteriormente dibujó para la posteridad. Este mapa es uno de los tantos dichos que apoyan las afirmaciones de los Hill”.

El atento lector podrá reconocer que lo que Randi proclama es totalmente erróneo, falso, y tergiversa la descripción del caso Hill. Tanto Betty como Barney observaron el OVNI a través de los binoculares. Dibujos sobre lo que vieron ilustran el presente artículo de Mystery Planet. Un reporte del avistamiento fue realizado poco después que tuvo lugar. Las sesiones con el Dr. Simon duraron un periodo de varios meses —¿recordar repentinamente? Betty en ningún momento utilizó el término “mapa de navegación”, y ¿quién dijo que estaba en la sala de controles y no en sala médica de exámenes? Es sabido que existen muchas clases de mapas. Cuando nosotros viajamos nos valemos de mapas de la ciudad, del estado, del país, e incluso uno mundial. Este último sería de poco valor al intentar hallar una calle en una gran ciudad, pero sería de gran utilidad si, por ejemplo, queremos planear un viaje a Hong Kong y luego a Dalian, China.

Publicado el 7 de octubre de 2012 9 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 9 comentarios
Comentarios
oct 7, 2012
3:37
#1 HORACIO:

- soy partidario tambiem de que este fue un caso real .recuerdo haber visto hace años un video basado en este hecho..muy buena pelicula pero nunca mas encontre ese video . me pregunto cuanta gente desaparece en el mundo como evaporada y jamas hallan el cuerpo..podrian ser casos como estos pero sin rtorno.saludos

Reply to this commentResponder

oct 8, 2012
1:35
#2 gastonadonay:

Extraordinario artículo. Hace tiempo que andaba por ahí tratando de encontrar algo claro de esta experiencia del matrimonio Hill. Sería interesante leer el libro El Viaje Interrumpido.
Saludos y felicitaciones

Reply to this commentResponder

oct 8, 2012
4:17
#3 Arkantos:

@gastonadonay: Gracias! Recopilar toda la información mostrada y resumida en este artículo nos ha llevado varios meses de trabajo, pues la idea era armar un artículo de referencia sobre este caso. Esperamos haberlo logrado ;)

Reply to this commentResponder

oct 8, 2012
14:58
#4 HORACIO:

- Si realmente da gusto leer un articulo tan bien detallado del tema. 10 puntos master.!!!

Reply to this commentResponder

oct 9, 2012
1:20
#5 Luis Alvarez.:

HASTA EL DIA DE SUS MUERTES,NUNCA DEMANDARON NINGUN TIPO DE PUBLICIDAD,SOLO LA QUE AMERITABA EL CASO,TAMPOCO SACARON PROVECHO DE ESA SITUACION;TAMPOCO SE BENEFICIARON ECONOMICAMENTE,COMO OTROS QUE LA HAN SACADO PROVECHO A CIERTAS SITACIONE;NUNCA VARIARON SU HISTORIA,POR ESO YO LE CREO PORQUE PUSIERON ,CON LA VERDAD UN REALIDAD QUE ,TANTO LA IGLESIA COMO LOS GOBIERNOS NOS OCULTAN.

Reply to this commentResponder

oct 9, 2012
16:24
#6 Sergio M.:

Que excelente trabajo de recopilación y objetividad, impecable. Muchas gracias por difundir su trabajo, hacen que los debunkers tiemblen. Un abrazo.

Reply to this commentResponder

oct 9, 2012
19:07
#7 Patricia:

Este caso me fascina y fue el primero que leí cuando me interesé por la temática OVNI….considero que una experiencia genuina la que vivió esta pareja. Muy lindo el artículo …

Reply to this commentResponder

ene 21, 2013
17:18
#8 Alejandro:

Me parece inceible que toda esta informacion se haya recabado de una manera tan completa y simple, excelente reportaje!!!

Creo que son estos casos tan bien documentados lo que le da un poco de seriedad a estos temas de estudio…

Con respecto a los relojes que parecieran atrasarse, el que siempre den horas diferentes, es porque estas naves deben doblar el espacio tiempo para poder moverse a esas volecidades y rocerrer esas distancias… el campo magnetico debe ser tan fuerte que aun sin moverse actua sobre relojes y brujulas.

Reply to this commentResponder

jul 20, 2015
1:11
#9 gustavo:

De chico me entusiasmo este caso Parece real Ellos eran personas muy serias. Excelente trabajo

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario