Los primeros colonos en Marte tendrán que olvidarse de muchas comodidades y lujos de la Tierra; cosas como estar protegidos por una capa de ozono o tener bebés que no sean genéticamente modificados. Pero para suerte de estos sacrificados pioneros, no tendrán que renunciar a unas de las delicias terrícolas más preciadas: el vino.

Georgia es un país con una tradición vitivinícola de 8.000 años de antigüedad, y ahora está apostando a que los hombres de ciencia les ayuden a encontrar una manera de cultivar uvas en Marte.

El proyecto, llamado IX Millennium —como un guiño al futuro noveno milenio que Georgia cumplirá haciendo vino—, tendrá varias fases de investigación para construir una infraestructura agrícola en el planeta rojo. Uno de los pasos más importantes será identificar la variedad de uva que mejor se adapte a la radiación, tormentas de polvo y altibajos extremos de la temperatura.

El yacimiento en Gadachrili Gora, en Georgia, lugar donde se encontraron jarras con los residuos de vino más antiguos del mundo.

«Si algún día vamos a vivir en Marte, Georgia necesita contribuir», declaró Nikoloz Doborjginidze, fundador de la Agencia de Investigación Espacial del país caucásico. «Nuestros ancestros trajeron el vino a la Tierra, por lo que podemos hacer lo mismo con Marte» (aunque los orígenes del vino aún se debaten, Georgia sostiene un reclamo válido gracias al reciente descubrimiento arqueológico de jarras del 6.000 a.C. con rastros químicos de uvas y vino).

El primer vino en Marte

El nuevo proyecto de vino espacial comenzará este mismo año, cuando se instalen «invernaderos verticales» dentro de un hotel en la capital georgiana Tiflis, según reporta la agencia de noticias local Agenda.ge. Allí, cápsulas con tierra y semillas se extenderán del suelo al techo, y serán dejadas para que crezcan bajo luces hidropónicas y con la mínima intervención humana posible, simulando las posibles condiciones de una cápsula de agricultura controlada en Marte.

David Lordkipanidze, director del Museo Nacional de Georgia, junto a uno de los jarrones recuperados del yacimiento de Gadachrili Gora.

Mientras tanto, los enólogos georgianos trabajan para averiguar qué variedad de uva sobrevivirá mejor las duras condiciones de nuestro vecino planetario. En los próximos años, los investigadores de la Universidad de Negocios y Tecnología de Tiflis planea simular el ambiente marciano en laboratorio, exponiendo muestras de terreno a condiciones bajo cero, altos niveles de monóxido de carbono y aire fino para imitar el que se respira a 6000 metros de altura en la Tierra.

Estos experimentos probablemente no den frutos hasta al menos el año 2022, aunque los científicos tienen la corazonada que el vino blanco será el mejor para el planeta rojo.

El viñedo de Saguramo, en manos del estado de Georgia, cultiva 450 variedades de uvas locales y 350 extranjeras con fines de investigación.

«El blanco tiende a ser más resistente a los virus», explica Levan Ujmajuridze, director del viñedo estatal de Georgia. «Por lo que uno puede imaginar que tendrán mayor resistencia a la radiación también. Su piel podría reflejarla».

Y a pesar que todo el proceso proveerá a los futuros colonos marcianos con vides, la fermentación, embotellamiento y envejecimiento dependerá de ellos. Nadie sabe exactamente cómo fermentar vides funcionará en la microgravedad, pero los científicos de la NASA piensan que es posible.

Fuente: Space.com.

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ene 20, 2019
5:08
#1 HORACIO:

estos es para los que dudan que estos tipos estan al pedo.!!! ;)

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario