Los pescadores tienen fama de exagerar el tamaño de sus capturas, pero este ejemplar supera sus mejores fantasías.

El hallazgo de un impresionante pez de 2,1 metros de largo varado en la costa de Santa Bárbara, California, ha asombrado a los científicos, quienes, después de dos semanas de investigación, por fin han conseguido identificarlo con seguridad. El espécimen gigantesco es un pez luna de la especie Mola tecta, descubierta hace solo dos años y que nunca antes había sido vista en aguas del hemisferio norte.

El hallazgo fue una proeza, ya que era el primer pez luna descubierto en 125 años a pesar de que pueden crecer hasta los 3 metros de longitud.

Hasta ahora, los otros avistamientos de individuos de esta especie se han registrado en aguas de Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, por lo que la aparición del pez en la reserva de Coal Oil Point en Santa Bárbara ha sido algo excepcional.

El poder de las redes

El hallazgo captó la atención de los expertos. La especialista en conservación de reservas Jessica Nielsen tomó algunas fotos y las publicó en Facebook. «Realmente fue emocionante recopilar las fotos y las muestras, sabiendo que potencialmente podría ser un avistamiento extraordinario», señala Nielsen. «Este es ciertamente el organismo más notable que he visto bañarse en la playa en mis cuatro años en la reserva», agrega.

El post puso sobre aviso al biólogo marino de la Universidad de California Santa Bárbara, Thomas Turner, quien bajó a la playa para verlo por sí mismo y tomar sus propias fotos. El hallazgo fue registrado en el foro de observación de la naturaleza iNaturalist, donde a su vez llamó la atención de los científicos australianos Marianne Nyegaard, de la Universidad Murdoch (la mayor experta en este pez del mundo y una de las descubridoras de M. tecta) y el ictiólogo Ralph Foster, del Museo de Australia del Sur.

«Literalmente, casi me caigo de la silla (¡de la que ya estaba sentada en el borde!)», reconoce Nyegaard, quien asegura que no tuvo dudas de la identificación cuando vio todas las fotografías del pez.

La presencia de esta especie en aguas del hemisferio norte solo tiene un precedente, un pez luna recolectado en 1889 en las islas holandesas y conservado en el Centro de Biodiversidad Naturalis en Lieden (Países bajos), confundido hasta 2017 como otro tipo de pez luna. De esta forma, solo estos dos M. tecta han sido descubiertos en el hemisferio norte.

Sin embargo, todavía no está claro cómo ambos llegaron tan lejos. Los investigadores en el Centro de Biodiversidad Naturalis creen que su pez luna se perdió.

No sabemos qué le pasó al de Santa Bárbara, pero lo que sí saben los científicos es que las cámaras y las redes sociales pueden ser poderosos instrumentos para la ciencia. «Este tipo de ciencia de origen público está ayudando a los biólogos a mapear las especies de una forma que no podríamos haber imaginado hace unos años. Sin los ojos atentos, los teléfonos con cámara y las redes sociales, los ictiólogos australianos nunca se habrían enterado de que este pez había sido visto por primera vez en el hemisferio norte», concluye Cris Sandoval, directora de la reserva Coal Oil Point.

Fuente: ABC.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario