Con Afganistán e Iraq perdidos ya, los banqueros de Wall Street buscaban desesperadamente otras maneras de controlar nuestro mundo, cuando repentina y convenientemente, la fosa de Sumatra estalla. ¿Dulce o travesura?

“Otros están enganchando incluso a un tipo de ecoterrorismo, mediante el cual pueden modificar el clima, generar terremotos y activar volcanes en forma remota, con el uso de ondas electromagnéticas”. Secretario de Defensa de EE.UU. William S. Cohen, abril de 1997. ¡Gran Sorpresa! Cohen probablemente ya sabía lo que un arma nuclear genera cuando se refiere oblicuamente a “ondas electromagnéticas”.

A pesar de tener un número enorme de víctimas del tsunami en su propio estado del Tamil Nadu, la India convirtió totalmente el barco de auxilio INS Nirupak en un hospital flotante (50-camas) en menos de 72 horas…

A pesar de tener un número enorme de víctimas del tsunami en su propio estado del Tamil Nadu, la India convirtió totalmente el barco de auxilio INS Nirupak en un hospital flotante (50-camas) en menos de 72 horas, luego lo envió desarmado para ayudar a la gente desesperada de Aceh en Indonesia. Haciendo comparaciones, Estados Unidos envió naves de combate e infantes de marina armados. La marina de guerra de los EE. UU. tiene dos (1.000 camas) buques hospital, el “Comfort” y el “Mercy”, pero ni uno ni el otro fueron enviados. Aunque el USNS Comfort fue desplegado a Nueva York cuando 3.000 americanos murieron en septiembre de 2001, esta forma de actuar es un fuerte guiño a que 150.000 muertos (sobre todo musulmanes) en Asia Sur-Oriental, y medio millón de heridos, no son de ninguna importancia para los poderosos corredores en Nueva York.

El gobierno indio sabía muy bien que no era un terremoto “normal”. El 27 de diciembre la India rechazó el unirse al exclusivo club “de los Cuatro” planeado por George Bush, que habría sacado con eficacia la energía atómica asiática de su nueva coalición con Rusia, China y Brasil. El 28 de diciembre el gobierno indio advirtió cortésmente a militares estadounidenses que permanecieran tranquilos en el territorio soberano indio, y el 29 de diciembre India Daily Editorial cuestionó la naturaleza del acontecimiento: “¿Fue esta la revelación de un país para demostrar a la región que estragos puede causar?” … “dado el nivel de la devastación y dado el hecho que la India es el poderoso de Asia del Sur, [ ] la Armada india tiene la obligación de investigar y decir al mundo lo que encontraron”.

Una cabeza termonuclear americana W-53 de 9 megatones.

En teoría, una cabeza termonuclear americana W-53 de 9 megatones, mostrada a la izquierda, se podría encajonar fácilmente en algo parecido a un compartimiento de buceo pequeño para protegerlo contra las 10.000 libras de presión por pulgada en el fondo de la fosa de Sumatra. El paquete armado en conjunto pesaría menos de cinco toneladas, permitiendo que sea deslizado sobre la popa de cualquier plataforma petrolera, de las cuales hay más de 300 en Asia solamente. ¿Quién lo notaría?

A pesar de una tendencia humana natural a estar shockeado en silencio por el gran número de muertes y daños en Asia el 26 de diciembre de 2004, y a pesar también de ser levemente temeroso de perder la credibilidad personal debido a la magnitud del crimen evidente, hay muchas irregularidades demostrables en la historia estadounidense oficial del tsunami que ahora simplemente tienen que ser registradas, o se perderán por siempre en las arenas del tiempo.

Más allá de cualquier duda que una ola gigantesca (tsunami) se abrió camino a través del sur y sudeste de Asia, y todavía tenía bastantes piernas para continuar camino a través del Océano Índico hacia África, en donde mató e hirió a algunos cientos más; hay tan solo una pregunta que debemos hacer, ¿fue éste tsunami una catástrofe natural o artificial? Un catástrofe natural hubiera sido suficientemente horrorizante, pero si el tsunami fue artificial, estaríamos indiscutiblemente ante el crimen de guerra más grande de la historia mundial.

Para que las irregularidades cobren sentido, debemos comenzar desde el principio, y después seguiremos el curso de los acontecimientos como se presentan, especialmente acontecimientos en las proximidades del epicentro verdadero del tsunami, porque el último está localizado en una posición absolutamente diferente de la mencionada por el New York Times y CNN.

A la hora local australiana del mediodía registré fielmente la magnitud y la posición trazadas por la oficina geofísica de Jakarta en Indonesia. Un terremoto que medía 6.4 en la escala de Richter había golpeado el norte de la isla indonesia de Sumatra. La oficina geofísica de Jakarta observó meticulosamente que el epicentro del acontecimiento fue situado 155 millas hacia el sur-sudoeste de la provincia de Aceh.

Epicentro real y el epicentro difundido por los medios de comunicación.

Esta localización está a aproximadamente 250 millas al sur de la posición seleccionada más adelante por el NOAA estadounidense, que situó el epicentro al noroeste de Aceh, y proclamó inicialmente una lectura de Richter de 8.0. Ergo, eso no era suficiente para cubrir el daño causado por este acontecimiento extraordinario, así que NOAA aumentó progresivamente la lectura a 8.5, luego a 8.9, y finalmente a 9.0 –por lo menos para el presente.

Así pues, las primeras irregularidades probadas nos fueron vendidas por los funcionarios estadounidenses en el NOAA, que inventaron repentinamente una onda sísmica máxima “flexible” nueva para el acontecimiento, de mayor magnitud que la de Jakarta. Creame cuando le digo que no existe nada parecido a esa onda sísmica “flexible” proclamada por NOAA. El primer pico sísmico registrado es el único verdadero, a menos que por supuesto usted más adelante dibuje manualmente algunos picos propios más para que encaje con la agenda ideada. Naturalmente hay también solo un epicentro, que fue registrado fielmente por docenas de sismógrafos indonesios e indios.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario