El fenómeno ovni está lleno de misterios que van más allá de lo que los gobiernos y otras agencias puedan llegar a ocultar. Cada año hay una gran cantidad de avistamientos, cada uno de ellos con particularidades distintas y que a veces parecen exceder el reino de los físico.

Y es que, de acuerdo a algunos ufólogos, los ovnis son más diversos de lo que cabría esperar. Pueden variar desde naves avanzadas diseñadas artificialmente —como aquellas que aterrizan y/o abducen humanos—, pasando por orbes veloces que son capaces de realizar maniobras que desafían la leyes de la física, y hasta cosas amorfas que parecen seres orgánicos o energéticos volando en nuestra atmósfera.

Metal y tornillos

Si nos fijamos en el primer tipo al que aludimos, la nave diseñada artificialmente, es fácil imaginar —y hasta entender— un escenario de encubrimiento. Si los funcionarios logran tener en sus manos una de estas piezas de tecnología extremadamente avanzada, seguramente la ingeniería inversa aplicada a ella pueda arrojar algunos avances que permitirían superar militarmente a países considerados rivales. E incluso sin esto último, la sola observación y estudio en secreto ya podría darnos algunas pistas.

Este tipo de avistamiento de naves manufacturadas por otras inteligencias ha quedado registrado cuando se reportaron avistamientos visuales y por radar a la vez, o en casos donde han dejado alguna evidencia física palpable, ya sea en el terreno (huellas, marcas, substancias, etc.) o en los propios testigos (heridas, cicatrices).

No obstante, a pesar de tener una forma definida —como aquella célebre de los platillos voladores—, algunos de estos objetos exhiben una tecnología tal vez cientos o miles de años sobre la nuestra, con una capacidad de movimiento y aceleración que no se detiene o limita, por ejemplo, al cambiar de un medio aéreo a una submarino.

El siguiente video muestra cómo un helicóptero Black Hawk perteneciente a la Guardia Costera de Aguadilla está persiguiendo uno de estos presuntos «ovnis transmedio».

Orbes

El segundo tipo al que nos referimos aquí es más pequeños, a menudo en forma de orbe. Estos pequeños ovnis parecen tener el tamaño de un dron y son capaces de alcanzar velocidades tremendas a una altitud muy alta y al mismo tiempo realizar maniobras imposibles como giros bruscos.

Este tipo de ovni en particular es el más intrigante, sobre todo si consideramos que podrían ser sondas extraterrestres enviadas para estudiarnos. Los investigadores y entusiastas de los ovnis han estado documentando estos orbes peculiares por lo menos desde la Segunda Guerra Mundial, con los llamados Foo Fighters.

A continuación se muestra un ejemplo clásico de un ovni orbe.

Cabe destacar que, usualmente, este tipo de avistamiento es el que puede generar más confusiones con fenómenos meteorológicos o atmosféricos naturales, tales como centellas (rayos globulares).

Seres voladores no identificados

Por último, tenemos al tercer tipo, tal vez el más desconcertante de todos: los misteriosos seres biológicos o energéticos.

Franklin Ruehl, el renombrado ufólogo y criptozoólogo estadounidense, describe a estos fenómenos aéreos no identificados como seres de otro mundo que evolucionaron a partir de compuestos orgánicos que se encuentran en el espacio para sobrevivir en sus condiciones aparentemente inhabitantes, y pueden muy bien ser las primeras formas de vida en llegar al cosmos.

Diferentes videos muestran cómo estos seres cambian de forma en el cielo, transformándose mientras flotan a gran altura.

Estos ovnis también se encuentran en grandes grupos, similares a una bandada de pájaros, y algunas personas incluso afirman convocarlos usando solo habilidades telepáticas.

Asimismo, a menudo fueron origen de leyendas ancestrales e investigaciones científicas modernas, sobre todo cuando dicho fenómeno se ha sabido concentrar en lugares específicos —como aquellos donde extrañas luces parecen salir desde cerros o montañas mostrando cierto comportamiento inteligente—.

Fuente: AA. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario