Puntas de lanza descubiertas en Etiopía sobrepasarían en edad a los fósiles más antiguos de nuestra especie por 85,000 años. Las implicaciones asombrosas de este hallazgo nos llevan a dos posibilidades: la primera que nuestra especie es mucho más antigua de lo que se cree, lo que cambiaría para siempre el árbol genealógico de la humanidad; la segunda, y la preferida por los científicos más conservadores, es que una especie predecesora a la nuestra fue extremadamente ingeniosa y hábil, capaz de hacer las más sofisticadas herramientas mucho antes que el Homo sapiens surgiera.

spear-predate-man1

Homo heidelbergensis

El Homo heidelbergensis, también conocido como el hombre de Heidelberg, vivió en África, Europa y el oeste de Asia por cerca de 600,000 años. Muchos piensan que esta especie es el ancestro directo del Homo sapiens en África y de los Neandertales en Europa y Asia.

Un nuevo estudio publicado esta semana en PLoS ONE, se centra en la reciente identificación de restos de puntas de lanza cuya datación es de 280,000 años de antigüedad. Fueron encontradas en Gademotta, un sitio arqueológico de la Edad de Piedra en Etiopía.

Yonatan Sahle, un investigador de posgrado Centro de Investigación sobre la Evolución Humana de la Universidad de Berkeley en California, ha analizado meticulosamente las piezas arqueológicas con la ayuda de su equipo de colegas.

El estudio de estos proyectiles prehistóricos indica que se trata de puntas de lanza hechas de obsidiana. Los fabricantes de estas armas tuvieron que darle forma puntiaguda a las piedras, afilarlas y luego asegurarlas al mástil para constituir la lanza. Aún hoy en día esto requiere de cierta habilidad, concentración y pasos múltiples.

El Steve Jobs de la Edad de Piedra

¿Acaso un Steve Jobs dentro los hombres de Heidelberg se las arregló para crear esta herramienta y producirla?

De acuerdo a Sahle, es posible: “Los avances tecnológicos no están asociados necesariamente a cambios anatómicos (entre Homo sapiens) y éstos pudieron darse en etapas más tempranas a lo pensado hasta ahora”.

“La inteligencia necesaria para crear tales herramientas pudo por lo tanto anteceder nuestro tipo de cuerpo. Basado en las recreaciones que he visto sobre el hombre de Heidelberg, lucen bastante parecidos a nosotros. Se destacaron por ser ligeramente altos y robustos”, agrega Sahle.

spear-predate-man

En cuanto al porqué este tipo de herramientas con tanta antigüedad solo fueron encontradas en este sitio en Etiopía, el investigador responde que: “Materia prima de alta calidad se hallaba en la zona, esto pudo permitir una mayor expresión de las habilidades tecnológicas. En segundo lugar, una gran población significa mejores chances para difundir ideas innovadoras. Si un Steve Jobs de la época tuvo esta idea, seguramente influenció a más individuos e incluso, quién sabe, llegó a crear una fábrica prehistórica de lanzas. Tercero y último, había un mega lago en el sitio del descubrimiento, esto pudo atraer ocupaciones estables, motivando así los avances tecnológicos”.

Aún no es claro todavía qué es lo exactamente cazaban en esa zona nuestros ancestros valiéndose de las lanzas. Un revoltijo de restos de animales fue hallado, pero los investigadores aún no han tenido tiempo de estudiarlos. Lo que es claro es que las lanzas eran arrojadas desde cierta distancia hacia las presas, en lugar de clavarlas en las víctimas al estilo Neandertal.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario