Nuestro infernal hermano gemelo no está muerto, sugiere nuevo estudio.

Investigadores han identificado al menos tres docenas de características en Venus creadas por actividad volcánica reciente, lo que potencialmente replantea nuestro entendimiento del planeta y su evolución.

«Esta es la primera vez que hemos sido capaces de detectar estructuras específicas y decir que no son antiguas sino producto de una actividad relativamente actual», dijo el coautor del estudio Laurent Montési, profesor de geología de la Universidad de Maryland. «Este estudio cambia nuestra noción de un Venus inactivo a uno cuyo interior aún se agita alimentando muchos volcanes activos».

Superficie rejuvenecida

Los científicos han sospechado por mucho tiempo que Venus permaneció activo luego que sus compañeros Mercurio y Marte perdieran su encanto geológico. La segunda roca desde el Sol tiene menos cráteres que los dos mundos antes mencionados, algo consistente con un evento global de resurgimiento de la superficie hace unos 500 o 700 millones de años.

Pero, recientemente, la evidencia se viene acumulando a favor de una actividad volcánica continua en la historia del planeta, incluso presente hoy en día. Y esto es a lo que precisamente apunta el nuevo estudio.

Los investigadores, liderados por la geofísica Anna Gülcher de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH), en Suiza, utilizaron simulaciones computacionales para modelar con un detalle sin precedentes la formación y evolución de estructuras volcánicas en forma de anillo en la superficie venusina, llamadas coronas.

Render 3D de coronas observadas en la superficie de Venus. Crédito: Laurent Montési.

«El grado mejorado de realismo en estos modelos con respecto a estudios previos hace posible identificar varias etapas en la evolución de la corona y definir las características geológicas de diagnóstico presentes solo en las coronas actualmente activas», explicó Montési.

37 coronas

Para la simulación, el equipo usó su conocimiento para encontrar coronas jóvenes en las imágenes de la superficie de Venus capturadas por la sonda Magallanes de la NASA, que orbitó el planeta de 1990 a 1994.

«Podemos decir que al menos 37 coronas han estado activas recientemente», detallaron.

Comparación de varias morfologías de coronas en Venus.

Las coronas en la superficie son generadas por plumas de roca fundida elevándose desde el manto a través de la corteza, un proceso similar al que, por ejemplo, dio nacimiento a las islas hawaianas aquí en la Tierra (la mayoría del vulcanismo en la Tierra, empero, sucede alrededor de las fronteras de las placas tectónicas, algo que el Venus moderno no posee).

Las 37 coronas jóvenes encontradas se agrupan en un puñado de ubicaciones, lo que sugiere áreas donde el planeta está más activo, proporcionando pistas sobre el funcionamiento del interior del planeta.

«Estos resultados pueden ayudar a identificar las áreas objetivo donde los instrumentos geológicos deberían colocarse en futuras misiones a Venus, como el EnVision de Europa que se lanzará en 2032», concluyen.

Fuente: Space.com. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario