El Comité de Médicos por la Medicina Responsable asegura que 15 de los 23 monos con los implantes cerebrales de Neuralink han muerto. Sin embargo, la compañía de Elon Musk niega cualquier acusación de maltrato animal.

Monos. Neuralink.

Los reclamos surgieron por primera vez la semana pasada cuando el Comité de Médicos para la Medicina Responsable (PCRM) presentó una queja federal ante el Departamento de Agricultura de EE.UU. con respecto al tratamiento de monos en la Universidad de California (UC) en Davis, en relación con los experimentos de Neuralink.

PCRM es una organización sin fines de lucro con un enfoque contra la crueldad animal y promueve alternativas a las pruebas con animales.

Mientras tanto, Neuralink está desarrollando un dispositivo que Musk ha descrito como «un Fitbit en su cráneo», con la capacidad de medir el movimiento de un individuo, la temperatura corporal y otra información, y luego transmitir de forma inalámbrica los datos recopilados a un dispositivo móvil. El sistema recibió la designación de avance de la FDA en 2020 y tiene como objetivo ingresar a ensayos en humanos en los próximos meses.

El grupo sin fines de lucro dijo que mientras probaba su dispositivo cerebral implantado en 23 monos en la universidad, Neuralink maltrató a los animales al negarse a brindarles la atención física y mental necesaria, usando una «sustancia no aprobada» para realizar las pruebas y, en algunos casos, sacrificando monos «antes incluso de que se usaran en el experimento planeado».

Las afirmaciones de PCRM se basan en archivos obtenidos a través de solicitudes de registros públicos que comprenden casi 600 páginas de lo que la organización llamó «documentos perturbadores». Desde entonces, ha presentado una segunda solicitud para recopilar videos y fotos de los monos de la universidad.

«Los documentos revelan que a los monos les mutilaron el cerebro en experimentos de mala calidad y los dejaron sufrir y morir. No es ningún misterio por qué Elon Musk y la universidad quieren ocultar al público las fotos y los videos de este horrible abuso», dijo Jeremy Beckham, coordinador de defensa de la investigación de PCRM, en un comunicado.

La respuesta de Neuralink

En respuesta, Neuralink compartió una publicación de blog este lunes que describe su enfoque de las pruebas con animales y cuestiona directamente las afirmaciones hechas por PCRM.

Para empezar, la compañía pretendía replantear las eutanasias, señalando que cuando su programa de pruebas con animales se alojó inicialmente en UC Davis, solo usaba cadáveres y procedimientos terminales, denotando animales que «el personal veterinario consideró que estaban lo suficientemente sanos para un evento anestésico pero que no podían tener una calidad de vida adecuada debido a una condición preexistente».

Eso resultó en dos eutanasias programadas y otras seis que estaban relacionadas con complicaciones con los experimentos. Entre la última categoría había una «complicación quirúrgica» relacionada con el adhesivo quirúrgico BioGlue, que, según PCRM, había provocado múltiples muertes y no estaba «aprobado» por los reguladores —pero de hecho ha sido aprobado por la FDA como adhesivo quirúrgico desde 2001—.

Neuralink dijo que esas muertes llevaron a la compañía a desarrollar «nuevos protocolos quirúrgicos y un diseño de dispositivo completamente implantado para futuras cirugías».

En cuanto a las acusaciones de que Neuralink no brindó atención veterinaria adecuada ni priorizó el bienestar psicológico de los monos, la compañía dijo que todas sus pruebas fueron supervisadas de cerca por el personal veterinario de UC Davis y aprobadas por el Comité Institucional de Cuidado y Uso de Animales de la universidad.

Además, después de transferir los experimentos del campus a las propias instalaciones de Neuralink, la compañía dijo que se propuso «diseñar un programa de cuidado priorizando las necesidades de los animales».

Eso incluye un vivero de 6.000 pies cuadrados para monos y cerdos que incluye más espacio habitable que el requerido por el gobierno federal, atención las 24 horas, una «dieta más saludable y naturalista» para los animales, un enfoque en la socialización y prácticas de motivación que no impliquen la retención de alimentos y agua.

Neuralink también está planeando actualmente otra instalación que permita aún más beneficios para los animales.

«Esperamos el día en que los animales ya no sean necesarios para la investigación médica… Sin embargo, si mientras tanto se deben usar animales en la investigación, sus vidas y experiencias deben ser lo más vitales y naturales posible», concluyó la compañía en la publicación del blog.

Fuente: FB. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Feb 15, 2022
2:34
#1 HORACIO:

LO MAS LOGICO ES USAR A LOS PRESOS A CADENA PERPETUA PARA EXPERIMENTOS...NO A LOS POBRES E INOCENTES ANIMALES.!!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario