El guacamayo azul se resiste a extinguirse en Paraguay. Una ONG informó que un pichón nació en su albergue.

Pese a encontrarse en peligro crítico de extinción, hace unas semanas nació un guacamayo azul, también conocido como gua’a hov o Jacinto, en un albergue de aves de la ONG Asociación de Ornitófilos y Afines (Asora), ubicado en la ciudad de Luque, Paraguay.

El recién nacido es hijo de una de las tres parejas que viven en el albergue. Las otras dos parejas también tendrán su pichón pronto.

El director del proyecto, Gustavo Espínola, explicó a RDN que esta ave se parece al declarado extinto Cyanopsitta spixii (el mismo de la película Río), por lo que pueden ser confundidos. «El spixii es un ejemplar que habitaba en el río San Francisco de Bahía, en Brasil», manifestó. «Mientras que el guacamayo Jacinto es una especie que pertenece a Paraguay y está en peligro de desaparecer».

En la actualidad, existen 150 guacamayos azules viviendo en casas de familias, por ello Espínola explicó que el objetivo de su organización es formar un banco de genética para criar y volver a repoblar la especie en Paraguay.

«Buscamos que los dueños de los guacamayos tengan conciencia de la problemática y accedan a que sus mascotas se reproduzcan haciendo el cruce debido», declaró.

Al respecto, aclaró que serán los hijos de estas aves, que se encuentran en los domicilios, quienes serán liberados en el momento apropiado. «Creemos que es posible la repoblación, aunque mucha gente se muestre incrédula», agregó.

Fuente: La República.

2 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Mar 8, 2019
12:12
#1 Celso:

Es una lastima que por intereses de unos pocos, hasta la raza humana va en ése rumbo, saludos desde mi desgarrado país el Salvador

Reply to this commentResponder

Mar 9, 2019
12:39
#2 Claudio Angeles:

Magnífico, son los loros más hermosos sería una pérdida muy grande su desaparición. Saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario