Por mucho tiempo, las teorías sobre la verdadera función de las estatuas en la otrora conocida como isla de Pascua han inundado la imaginación de los arqueólogos e historiadores. Ahora, un equipo de la Universidad de Binghamton y la Universidad Estatal de Nueva York suma otra, ¡y parece muy convincente!

Cómo los habitantes de la Rapa Nui se abastecían de agua dulce era un misterio. Los suelos volcánicos porosos absorbían rápidamente la humedad de la lluvia, por lo que prácticamente no había ríos ni arroyos en la isla. Mientras tanto, los pequeños lagos volcánicos no podían proporcionar el volumen necesario de agua dulce.

Pero una nueva teoría cree tener la respuesta: los isleños extraían agua dulce directamente del océano y utilizaban la mirada de los gigantescos moáis, situados mayormente en la línea costera, para apuntar a estas fuentes de supervivencia.

Los arqueólogos y antropólogos que conformaron el equipo de investigación hicieron mediciones de los niveles de sal en las zonas costeras y determinaron que el agua allí es adecuada para su consumo.

Ubicación de los moáis en Rapa Nui (isla de Pascua), Chile.

«Afortunadamente, el agua subterránea fluye cuesta abajo y finalmente sale del suelo directamente en el punto donde la roca subterránea porosa se encuentra con el océano. Cuando las mareas son bajas, el agua dulce fluye directamente al mar. Los habitantes podían aprovechar estas fuentes de agua dulce para recoger agua en estos puntos», explica el antropólogo y coautor del estudio Carl Lipo.

Según el científico, el agua dulce se mezcla ligeramente con el agua salada, pero sigue siendo apta para el consumo por los humanos. Sin embargo, esto significa que los isleños rara vez usaban sal para condimentar sus alimentos, porque el agua que bebían les proporcionaba un alto nivel de consumo diario de cloruro de sodio.

«Ahora que sabemos más acerca de la ubicación del agua dulce, el posicionamiento de los moáis cobra un gran sentido: han sido colocados donde el agua dulce está disponible inmediatamente», concluye Lipo, que además agrega que el próximo paso de la investigación será tratar de entender qué tanto estas fuentes vitales están relacionadas con los métodos y medios para construir las gigantescas estatuas alrededor de la isla.

Fuente: Daily Mail/Sputnik.

3 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Oct 10, 2018
23:14
#1 Nikolai yezhov:

No convence porque los moais estan en toda la isla y se juntaba gran cantidad de agua en los volcanes ranukau y ranu rarako ….para hacer los moais es imposible pensar que no tenian puestos para conservar el agua de la lluvia la cual es muy frecuente ,hacer los moais no era cosa facil y dispersarlos desde donde los hacian hacia toda la isla tienen que haber tenido algo que los movilizaba neutralizando la fuerzade gravedad ,porque no escreible ni aceptable que los llevaban rodando con troncos .

Reply to this commentResponder

Oct 11, 2018
1:10
#2 Laureano Galan:

NO LES PARECE DEMASIADO TRABAJO PARA MARCAR EL AQUA EEEE

Reply to this commentResponder

Oct 11, 2018
3:32
#3 HORACIO:

LO MAS ABSURDO QUE LEI EN MI VIDA.!!!! SEMEJANTE PIEDRA PARA MARCAR AGUA SUBTERRANEA……¿¿??? LOS NABOIDES CADA VEZ MAS NABOIDES SALUDOS…

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario