Entre 500.000 y 600.000 abejas muertas, ese es el balance de pérdidas que ha tenido lugar en Alvin, Texas, tras el incendio deliberado de dos docenas de colonias pertenecientes a la Asociación de Apicultores del Condado de Brazoria. La policía ofrece recompensa por información que conduzca a los culpables.

Quien quiera que haya sido también tiró algunas de las cajas de abejas a un estanque cercano.

«Estamos viendo que son de 500.000 a 600.000 abejas destruidas. La gente no entiende que se necesita mucho tiempo para establecer una colonia. Puede llevar un año obtener una completa, y las reinas probablemente fueron asesinadas todas, lo que significa que las que sobrevivieron no tienen a dónde ir», dijo en un comunicado la Asociación Beekepers.

Al parecer, varios voluntarios de la asociación descubrieron los restos en la mañana del sábado 27 de abril. Colmenas ennegrecidas habían quedado esparcidas por el patio, todavía ardiendo en ese momento, y con un grupo de crías flotando en un lago cercano. Estos voluntarios contaron que algunas abejas «todavía se aferraban a los paneles y trataban de cuidar los huevos».

Según el Houston Chronicle, más de 20 colmenas quedaron destruidas, y cada una contenía alrededor de 30.000 abejas.

Aunque las abejas no están en peligro de extinción, en el último siglo el planeta ha experimentado un declive ciertamente preocupante. Solo en Estados Unidos había 5,9 millones de colonias productoras de miel en 1947. Esta cifra se redujo a 4,5 millones en 1980 y a 2,44 millones en 2008.

Desde entonces, se ha dado un ligero aumento (en 2017 hubo 2,67 millones). Con todo, los polinizadores como las abejas son absolutamente vitales para los ecosistemas de la Tierra, y los científicos de todo el mundo se muestran cada vez más preocupados por el denominado colapso de las colonias.

Bajo este contexto, los actos de vandalismo como el ocurrido carecen de sentido. Hace solo seis meses, alguien destruyó colmenas en Iowa, matando a miles de abejas. Un incidente anterior en enero de 2018 dejó 200.000 abejas muertas en California y dos niños adolescentes mataron a 500.000 en Iowa en diciembre de 2017.

Fuente: ScienceAlert. Edición: Miguel Jorge.

2 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
May 3, 2019
1:13
#1 HORACIO:

que mal esta la gente de la cabeza para hacer tal genocidio…..seguimos involucionando lamentablemente….

Reply to this commentResponder

May 3, 2019
16:12

Que barbaro y en Playa del Carmen con el sargazo nuestros politicos llevan cuatro años matando la fauna marina.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario