Después de todo, parece haber mucho oxígeno en la Luna, pero hay una pequeña complicación para obtenerlo.

La atmósfera cercana al vacío de la Luna no tiene suficiente oxígeno para sustentar la vida humana. Pero como escribió el investigador de suelos de la Universidad de Southern Cross, John Grant, esta semana en The Conversation, su capa superior de suelo rocoso, conocida como «regolito», probablemente contiene suficiente oxígeno para que 8 mil millones de personas sobrevivan durante unos 100.000 años.

El único problema, por supuesto, es que no puedes respirar rocas.

Ahí es donde entra en juego un nuevo programa conjunto entre la Agencia Espacial Australiana y la NASA. Firmado en octubre, el acuerdo enviará un rover australiano a la Luna a través del programa Artemis para recolectar rocas lunares y, como la NASA lo expresó en un comunicado de prensa, hará un «intento de extraer oxígeno del regolito lunar».

Los resultados tienen el potencial de cambiar la civilización —porque si los colonos lunares pueden sintetizar el aire respirable in situ, una base lunar a largo plazo sería mucho más factible—.

La tecnología para la extracción, conocida como electrólisis —no, no la depilación láser—, ya existe y es «un proceso bastante sencillo», dijo Grant.

Hay varias refinerías de alúmina (óxido de aluminio) en Australia, incluida esta que se muestra en Gladstone, Queensland. El aluminio se produce en dos etapas. Antes de que el aluminio puro pueda liberarse mediante electrólisis (en lo que se conoce como el proceso Hall-Heroult), las refinerías primero deben refinar el mineral de bauxita natural (de la cual luego se recupera el aluminio puro). Crédito: Dave Hunt / AAP.

«En la Tierra, este proceso se usa comúnmente en la fabricación, como para producir aluminio», escribió. «Se pasa una corriente eléctrica a través de una forma líquida de óxido de aluminio (comúnmente llamado alúmina) a través de electrodos, para separar el aluminio del oxígeno».

El oxígeno constituye alrededor del 45 por ciento del suelo lunar, destacó Grant, pero para extraerlo de los otros elementos que forman la composición del regolito, como el silicio, el aluminio y el magnesio, los científicos tendrán que usar mucha energía y equipos industriales para romperlos.

«Para ser sostenible, tendría que ser apoyado por energía solar u otras fuentes de energía disponibles en la Luna», supuso el científico del suelo de la Universidad de la Cruz del Sur.

Si bien la logística de extraer oxígeno en la superficie lunar representa «un gran desafío», Grant señaló que Space Applications Services, una startup belga, ha anunciado planes para construir tres reactores y enviarlos a la Luna para crear oxígeno mediante electrólisis.

Y, si todo sale según lo planeado, podría suceder pronto. La compañía ha dicho que planea enviar sus reactores experimentales a la Luna para 2025 en conjunto con el programa de utilización de recursos in situ (ISRU) de la Agencia Espacial Europea.

Fuente: The Conversation. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Nov 14, 2021
2:53
#1 HORACIO:

AHHHHH BUENO ME QUEDO MAS TRANQUILO....;)

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario